Decida cambiar ahora

Crecimiento personal

30 pasos que cambiaran tu vida, PDF

Si repasamos las biografías de algunas de las personas que han sido más exitosas a lo largo de la historia, veremos que, en parte, lograron triunfar gracias a que se supieron rodear de personas que eran iguales o mejores que ellos.

Steve Jobs consiguió crear el primer ordenador Apple gracias a que su compañero y socio Stephen Wozniak era un fuera de serie en el mundo de la programación informática. Evidentemente que Steve Jobs era un genio, pero sin la ayuda de Wozniak probablemente Apple no habría cambiado el mundo.

Otro ejemplo parecido es el caso de Elon Musk y Tesla Motors. Musk no fue el creador de la compañía inicialmente; la fundaron Eberhard y Tarpenning, dos grandes ingenieros con ganas de cambiar el mundo. Como era un proyecto de gran envergadura y se requería de una gran inversión inicial, se dedicaron a buscar a alguien con sus mismos intereses y con el capital necesario para invertir en la empresa. De este modo, con una inversión de seis millones y medio de dólares, Musk se convirtió en el mayor accionista de Tesla y en su presidente.

Evitar los vínculos negativos

Casi siempre estamos rodeados de familiares, amigos, compañeros de trabajo etc, que tienen una mentalidad completamente opuesta a la nuestra. Tenemos que trabajar en silencio, tenemos que luchar por lo que creemos. No nos podemos dejar influenciar por su manera de ver la vida.

Ellos tan solo son uno más. Dentro de 5 años van a seguir haciendo lo mismo que hacen hoy, y dentro de 10 y 20 años también. Nosotros lo vemos de manera distinta, porque peleamos por ser diferentes. Trata de encontrar a personas que tengan las mismas metas y las mismas pasiones que tú. Después, únete a ellas y recorred el camino juntos…

Dalai Lama, El arte de la felicidad, PDF

El concepto de felicidad siempre ha parecido estar mal definido en Occidente, siempre ha sido elusivo e inasible. «Feliz», en inglés, deriva de la palabra Islandesa happ, que significa suerte o azar.

Tal parece que este punto de vista sobre la naturaleza misteriosa de la felicidad está muy extendido. En los momentos de alegría que trae la vida, la felicidad parece llovida del cielo.

Realizada esta objeción, el Dalai Lama se apresuró a explicar; Al decir «entrenamiento de la mente» en este contexto no me estoy refiriendo a la mente simplemente como una capacidad cognitiva o Intelecto. Utilizo el término más bien en el sentido de la palabra tibetana Sem; que tiene un significado mucho más amplio más cercano al de «psique» o espíritu, y que Incluye intelecto y sentimiento, corazón y cerebro. Al imponer una cierta disciplina interna podemos experimentar una transformación de nuestra actitud de toda nuestra perspectiva y nuestro enfoque de la vida.

Factores que conducen a la felicidad

Hablar de esta disciplina interna supone señalar muchos factores y quizá también tengamos que referirnos a muchos métodos. Pero, en términos generales, uno empieza por identificar aquellos factores que conducen a la felicidad y los que conducen al sufrimiento. Una vez hecho eso, es necesario eliminar gradualmente los factores que llevan al sufrimiento mediante el cultivo de los que llevan a la felicidad. Ése es el camino.

Nuestros días están contados. En este momento, muchos miles de seres nacen en el mundo, algunos destinados a vivir sólo unos pocos días o semanas; para luego sucumbir a la enfermedad o cualquier otra desgracia. Otros están destinados a vivir hasta un siglo, incluso más; y a experimentar todo lo que la vida nos puede ofrecer: triunfo, desesperación, alegría, odio y amor. Pero tanto si vivimos un día como un siglo, sigue en vigor la pregunta cardinal: ¿cuál es el propósito de nuestra vida?

Claves para mejorar su autoestima, PDF

La capacidad de desarrollar una confianza y un respeto saludables por nosotros mismos es Inherente a nuestra naturaleza, ya que la capacidad de pensar es la fuente básica de nuestra idoneidad; y el hecho de que estemos vivos es la fuente básica de nuestro derecho a esforzarnos por conseguir felicidad.

Idealmente, todo el mundo debería disfrutar de un alto nivel de autoestima; experimentando tanto una fe Intelectual en sí mismo como una fuerte sensación de que merecemos ser felices. Por desgracia, sin embargo, hay mucha gente a la que esto no le ocurre.

Numerosas personas padecen sentimientos de Inutilidad, Inseguridad, dudas sobre si mismas, culpa y miedo a participar plenamente en la vida; una vaga sensación de que «lo que soy no es suficiente». No siempre estos sentimientos se reconocen y admiten con facilidad, pero ahí están.

En el proceso del desarrollo, y en el proceso de la vida en sí; nos resulta sumamente fácil apartarnos de un concepto positivo de nosotros mismos, o no llegar a formarlo nunca.

La negatividad de los demás limitan nuestra satisfacción

Tal vez no podamos jamás estar satisfechos con nosotros mismos a causa de la aportación negativa de los demás; o porque hemos faltado a nuestra propia honestidad, integridad, responsabilidad y autoafirmación, o porque hemos juzgado nuestras acciones con una comprensión y una compasión Inadecuadas.

Sin embargo, la autoestima es siempre una cuestión de grado. Nunca he conocido a nadie que careciera por completo de autoestima positiva; ni tampoco he conocido a nadie que no fuera capaz de desarrollar su autoestima.

Desarrollar la autoestima es desarrollar la convicción de que uno es competente para vivir y merece la felicidad; y por lo tanto enfrentar a la vida con mayor confianza, benevolencia y optimismo, lo cual nos ayuda a alcanzar nuestras metas y experimentar la plenitud. Desarrollar la autoestima es ampliar nuestra capacidad de ser felices.

Psicología del poder de la imagen de si mismo

La vida debe ser una aventura excitante. Cada día debe amanecer dentro de nosotros con un sol rebosante de riqueza de sentimientos y de agudeza de percepciones. Hemos de labramos metas propias que nos inspiren para la acción entusiasta. Al avanzar vigorosamente hacia la vida, cualquiera que sea nuestra edad, nunca habremos de temer a la muerte.

Una de las más grandes aventuras de la vida consiste en conocerse mejor a sí mismo. Es una verdadera tragedia el que algunas personas pasen toda su vida sin avanzar en ningún sentido, sumidos en la frustración, debido a que no saben nada de sí mismos ni de cómo habérselas con los problemas, muchos de los cuales los crea el medio ambiente.

Para quien lea este libro con toda atención, la obra será como un viaje lleno de descubrimientos. Aprenderá más cosas acerca de sí mismo y también maneras de mejorarse. Se han incluido en este libro siete ejercicios prácticos y cierto número de sugerencias específicas, destinado todo ello a ayudar al lector en su búsqueda.

El poder de la imaginación

el lector podrá echar mano a un gran tesoro: su imaginación. De sus arcas sacará imágenes mentales que proyectará en la pantalla de su mente. Podra apreciar los dramas ahí representados y de ellos sacara valiosas lecciones.

Este poder de imaginar es fantástico. Habrá veces en que nos neguemos a creer cuan importante llega a ser, p»ero, sin ningún género de duda, puede determinar anticipadamente los éxitos y los fracasos.

Es posible que algunas personas llegan a un cambio que han buscado, éste es insuficiente, y nunca alcanzarán la totalidad de lo que podrían realizar, ni su pleno potencial como seres humanos.

Quizá el lector es de las personas que insisten en sus cualidades negativas y dejan de apreciar las positivas, en algo podremos remediarlo. Si está dispuesto a hacer cuanto pueda por la mejor causa jamás perseguida, aprenderá a ser justo consigo mismo.

Dios nos trajo a la tierra a vivir no a apoltronamos. Quiere vernos dichosos y gozando de la vida. Quiere que disfrutemos de todos los instantes, que entretejamos todos los días de la vida con amoroso cuidado, por más viejos o jóvenes que seamos.

Página 1 de 89

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén