Decida cambiar Ahora

Crecimiento personal

PDF, El gran yogui milarepa del tibet

Milarepa observaría el modo en que vive actualmente la humanidad en medio de los múltiples aparatos que en Europa y en América consideran indispensables hasta los monjes que enseñan la vida santa. Para él la explotación y la conquista física del mundo por parte de la ciencia no es lo que realmente interesa, sino la conquista de uno mismo y la destrucción de todas las cadenas que atan a los hombres a la rutina de la existencia encarnada.

Para Milarepa, como para todos los santos de todas las religiones, en todas las civilizaciones y épocas de la historia humana, la ausencia de deseo y el completo renunciamiento al estilo de vida mundano más bien que el deseo omnidevorador y la adquisición de las perecederas cosas mundanas, conducen hacia el logro de una norma de vida que es lo supremo realizable en este planeta.

Milarepa percibió muy temprano en su vida, cuando la mayoría de los hombres lo logra demasiado tarde, que «Todos los propósitos mundanos no tienen sino una conclusión inevitable: la aflicción: las adquisiciones terminan en dispersión; las construcciones, en destrucción; los encuentros, en separación; los nacimientos, en muerte.

Sabiendo esto habría que renunciar, desde el principio mismo, a la adquisición y la acumulación, a la construcción y al encuentro; y fiel a los mandatos de un gurú eminente, proponerse la realización de la Verdad (que no tiene nacimiento ni muerte). Esa sola es la mejor ciencia.

Krishnamurti, Relaciones sin conflicto, PDF

Es un deber que tenemos los humanos de investigar cual es la mejor manera de vivir. Cada conflicto que surge a nuestro alrededor proviene de nuestro interior. nuestras relaciones se deben convertir en relaciones sin conflicto, armonía con todo lo que nos rodea.

Leemos mucho acerca de lo que otra gente ha pensado; por televisión vemos lo que está pasando; siempre son los demás quienes dicen lo que debemos hacer. Como consecuencia de eso, la mente de uno está paralizada y por eso vivimos siempre de segunda mano.

Nunca nos preguntamos: ¿Puedo ser una luz para mí mismo, no la luz de otra persona, la luz del SEÑOR JESUS o de Buda?. ¿Podemos ser nuestra propia luz? Lo cual significa que no hay ninguna tiniebla, porque ser nuestra propia luz quiere decir que nunca se apaga por medios artificiales, por circunstancias, por accidente o por aflicción alguna. ¿Podemos ser esa luz para nosotros mismos? Es posible que seamos esa luz para nosotros mismos cuando la mente no tiene retos, porque está completamente atenta.

Pero la mayoría de nosotros necesita retos, porque generalmente estamos dormidos, dormidos porque los filósofos, todos los santos, todos los dioses, sacerdotes y políticos nos adormecieron; y no sabemos que estamos dormidos, creemos que es lo normal.

Un hombre que desea ser una luz para sí mismo debe liberarse de todo esto. Podemos ser nuestra propia luz sólo cuando no hay ego; entonces esa luz es la luz eterna, imperecedera, inconmensurable.

Tener conocimientos de uno mismo también es limitado. Si deseo saber de mí mismo, puedo estudiar psicología, puedo comentarlo con psicólogos, psicoanalistas, psicoterapeutas y biólogos; pero ese conocimiento siempre será limitado. Sin embargo, si profundizo dentro de esta entidad llamada ‘yo’, entonces hay una posibilidad de ir infinitamente más allá. Esto es algo muy importante, sin lo cual la vida tiene muy poco sentido, más allá de ser un ciclo de placer y dolor, de recompensa y castigo, ya que ése es el modelo en el cual vivimos. Ese conocimiento psicológico que hemos adquirido ha creado los modelos en los que estamos atrapados. Ya sea fisiológico o psicológico, el conocimiento siempre será limitado.

Debemos averiguar por nosotros mismos, aparte de las opiniones, percepciones y experiencias personales, que siempre son relativas, si hay una percepción, un ver, que sea la verdad absoluta no relativa. ¿Cómo lo averiguamos? Si decimos que las opiniones personales y las percepciones son relativas, entonces no nada como la verdad absoluta; todo es relativo. Por consiguiente, nuestro comportamiento, nuestra conducta, nuestra manera de vivir es relativa, es informal e incompleta; no es total y, por tanto, es fragmentaria.

PDF, Claves para ser un estudiante exitoso

Para ser un estudiante exitoso y luego un excelente profesional, no es suficiente con estar inscrito en la universidad, sino que es necesario saber con certeza qué se quiere ser, definir metas, concentrarse en el logro de esas metas y perseverar.

También se requiere de la práctica de valores, del desarrollo o fortalecimiento de hábitos, de la aplicación de técnicas de estudio y de una mejor valoración de uno mismo y de los demás. Todo ello permitirá, en su debido tiempo la adquisición de las competencias que te convertirán en un profesional bien preparado para enfrentar con éxito las nuevas exigencias laborales.

Por lo tanto, estimado lector, ahora que ya estás en la Universidad, tu deber es aprovechar todas las posibilidades que esta casa de estudios superiores ofrece para superarte y crecer integralmente. En esta pequeña obra, encontrarás ideas y herramientas que, si las practicas y utilizas de manera adecuada, te ayudarán a ser un estudiante exitoso.

Todos tenemos el deseo de triunfar y alcanzar la cumbre del éxito. Pero nada es gratis en esta vida, es decir que se requiere esfuerzo, dedicación, sacrificio y dirección. Para salir adelante y lograr lo que nos proponemos en la vida.

Quien tiene metas sabe qué quiere y qué no quiere. Una meta puede considerarse como un punto al cual llegar, un logro específico al final de una carrera o la obtención de un resultado propuesto con anticipación. Algunos sinónimos de meta son: propósito, finalidad y objetivo. El propósito es la determinación de alcanzar algo, muy parecido a la finalidad. El objetivo es el lugar al que se dirige.

PDF, Psicología Del Éxito, William Atkinson

La Psicología se ha definido como la “ciencia de la mente”, y concierne a la consideración de los estados mentales y de los actos que resultan de ellos. Tal como un hombre piensa, así es. Tal como un hombre piensa, así obra. Los pensamientos toman forma en acción, sea en acción positiva o en la represión de esta misma acción. El Éxito se define como “un favorable o próspero resultado o determinación de cualquier tentativa.

Nadie que esté familiarizado con la historia de los hombres que han triunfado y con sus métodos negará que sus cualidades mentales han tenido siempre una relación directa con su obra. Ciertas cualidades mentales producen ciertos resultados directos o indirectos, buenos o malos.

Cuando intentamos explicar el fracaso de un individuo, señalamos prontamente ciertos rasgos mentales que creemos han de haber sido un obstáculo para el triunfo, cierta debilidad de carácter que ha contribuido al fracaso.

La misma regla puede aplicarse a los que triunfan; pero la influencia mental exacta no puede discernirse tan claramente, pues la mayoría de los hombres que no son palpablemente coronados por el Éxito, inducen a la creencia de cierta falta de cualidades mentales y, por consiguiente, no están dispuestos a reconocer estas cualidades en otros, como lo están para reconocer las negativas más comunes.

Mientras que es cierto que circunstancias exteriores contribuyen frecuentemente en gran manera al éxito o fracaso de un individuo en casos especiales, también es un hecho reconocido que los hombres que poseen ciertas cualidades mentales, con mucha frecuencia son aptos para convertir en éxito un fracaso o remediar éste mediante un nuevo esfuerzo. Esos también obtienen el Éxito cuando éste se obtiene ocasionalmente y tienen la ventaja de la oportunidad al alcance de la mano.

Al contrario, la falta de ciertas cualidades mentales impide que un individuo reconozca la oportunidad que llama a su puerta, impidiéndole, por tanto, que pueda levantarse después de una caída. Así, pues, es la mente, o las cualidades mentales, en último resultado, lo que constituye la esencia real de un éxito o un fracaso. Y como la Psicología es la ciencia de la mente, se sigue que la Psicología está íntimamente relacionada y en estrecho contacto con la consideración del Éxito, o “el favorable o próspero resultado o terminación de cualquier tentativa”.

Página 1 de 104

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén