WARREN BCFFETT es un hombre sorprendente. No sólo se ha convertido en la principal autoridad en inversiones bursátiles de Estados Unidos, sino que su récord de actuación, que se remonta a más de cuatro décadas, no tiene parangón.

El patrimonio neto personal de Buffett es, en la actualidad, de más de diez billones de dólares, resultado directo de sus astutas inversiones. Sin embargo, su temperamento y estilo personal no son lo que se podría esperar de un típico billonario.

La empresa que dirige, Berkshire Hathaway, tiene su sede central no en Nueva York sino en Omaha, Nebraska. Buffett conduce su propio coche y hace él mismo su declaración de impuestos. Es gentil, amable y honesto. También es enormemente inteligente, rápido e intuitivo.

Un hombre de gran cordialidad y un encanto genuino, Buffett ha captado el favor de los medios y de los inversores, tanto grandes como pequeños. La edición original de este libro alcanzó un destacado éxito, y en mi calidad de autor del mismo lo encuentro, por supuesto, gratificante. Pero sé, sin duda alguna, que el éxito del libro es, en realidad, un homenaje hacia Warren Buffetr.

En un período en que los mercados bursátiles parecen ser más enigmáticos que razonables, no es sorprendente que los inversores de todo el mundo estén profundamente interesados en las ideas y el enfoque de las inversiones de Buffett.

La estrategia de inversión de comprar y retener que se encuentra en el núcleo del enfoque de Buffett llama la atención, de forma intuitiva, de la gente.

El concepto de comprar un buen negocio y retener esta inversión durante varios años, y por lo tanto conseguir unos rendimientos proporcionados con la buena marcha del negocio, es simple y directo.

Los inversores pueden entender y apreciar fácilmente la mecánica de este enfoque. la atracción de Warren Buffett es doble. Por un lado, es el representante intencionado del enfoque de comprar y retener y, por otro, sucede además que él se convirtió en billonario practicando este estilo de inversión.

Creo que esta obra describe un enfoque sencillo. No hay programas de ordenador que aprender. ni gruesos manuales de bolsa que descifrar. Tanto si usted es financiera mente capaz de comprar el 10 % de una empresa o sólo