Este es un libro sobre la accidentada vida y la abrasadora e intensa personalidad; de un creativo emprendedor cuya pasión por la perfección y feroz determinación; revolucionaron seis industrias diferentes: los ordenadores personales, las películas de animación, la música, la telefonía, las tabletas electrónicas y la edición digital.

Podríamos incluso añadir una séptima: la de la venta al por menor, que Jobs no revolucionó exactamente, pero sí renovó. Además, abrió el camino para un nuevo mercado de contenido digital basado en las aplicaciones en lugar de en los sitios web.

Por el camino, no solo creo productos que han transformado la industria, sino también, en su segundo intento, una empresa duradera, imbuida de su mismo ADN; llena de diseñadores creativos e ingenieros osados que podrán seguir adelante con su visión.

Jobs destaca como el símbolo definitivo de la inventiva, la imaginación y la innovación constantes. Sabía que la mejor forma de crear valores en el siglo XXI consistía en conectar creatividad y tecnología; así que construyó una compañía en la cual los saltos imaginativos se combinaban con impresionantes hazañas de ingeniería.

Fue capaz, junto con sus compañeros de Apple, de pensar diferente: no se conformaron con desarrollar modestos avances en productos de categorías ya existentes; sino aparatos y servicios completamente nuevos que los consumidores ni siquiera eran conscientes de necesitar.

No ha sido un modelo, ni como jefe ni como ser humano, perfectamente empaquetado para que lo imitaran después. Movido por sus demonios, podía empujar a quienes lo rodeaban a un estado de furia y desesperación