Una mujer como la de Proverbios 31, PDF,

Publicado por Decida cambiar en

La mujer de Proverbios 31

Una mujer como la de proverbios 31, para un hombre de grandes virtudes también. ¿Hombre, quieres una mujer idónea? entonces trabaja duro para ser el hombre idóneo también.

Mujer virtuosa ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. Una esposa virtuosa es rara y extraordinaria, como las piedras preciosas.

No pasa sus días de compras, mandando mensajes, en internet, viendo películas toda la noche o durmiendo. Ni critica, se burla o le falta el respeto a su esposo. No tiene un esposo o unos hijos que la avergüencen. Y no deja que su belleza externa sea más importante que su belleza interior.

Por la gracia de Dios, puedes convertirte en una mujer virtuosa. Así que hoy comienza a evaluarse teniendo en mente esta lista que acabas de leer. ¿En qué cualidad de tu carácter eres débil? Ora y pídele a Dios que te dé la fuerza de cambiar.

Los Proverbios dicen que cuando un hombre tiene total confianza en su esposa, no carece de ganancias. Eso significa que su carácter es de suprema importancia. Un esposo que tiene una mujer emocional y espiritualmente sólida puede descansar en que ella lo va a apoyar.

Hemos visto que una mujer piadosa es difícil de encontrar y un tesoro para su esposo, y que él puede confiar en ella en todas las áreas. Veamos ahora sus acciones. 

La mujer de Proverbios le da bien y no mal. ¿De dónde viene tanta bondad? Viene de su caminar con Dios, es parte del fruto del Espíritu. Hacer el bien está en su carácter. ¿Y a quién le hace bien? ¿A sus vecinas, sus amigas o compañeras de gimnasio? No. Le hace bien a su esposo en primer lugar.

Cuando la mujer de Proverbios 31 trabaja, no se queda absorta en el internet, el correo. O la televisión por accidente, en medio de su tarea. Se concentra en su trabajo y puedes apostar que su viña no tiene hierbajos. No se limita a hacer sólo las tareas fáciles que puede hacer sentada. Se mete en el trabajo duro con toda decisión.

El problema con la tecnología es que nos mantiene despiertas durante la noche y no estamos siendo productivas, sino que nos levantamos cansadas, demasiado agotadas para mantener nuestros ojos abiertos para leer, u orar y de mal humor con nuestros esposos e hijos. Intenta ser productiva en las tardes y después, ten tu merecido descanso.


0 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: