Un paso hacia la libertad, PDF, libre de adicciones

Publicado por Decida cambiar en

Un paso hacia la libertad, PDF

La persona que ha entendido la palabra de DIOS, y a gozado de sus beneficios, puede hablar con seguridad de lo que él puede hacer, no existen imposibles para DIOS. cualquier persona que quiera cambiar su vida y abra su corazón, será libertado de cualquier adicción, no importa cual sea.

Cuando los psicólogos creen que la adicción es una filosofía de la enfermedad, les dicen a los adictos que no son responsables de sus acciones y que no tienen remedio. Esta filosofía afirma que los drogadictos nunca pueden curarse de su enfermedad y, por lo tanto, deben considerarse drogadictos de por vida.

No cabe ninguna duda de que el cuerpo aprende a ansiar sustancias adictivas, pero esto se puede superar. Incluso con síntomas de abstinencia, una persona siempre tiene dos opciones: aceptar ese remedio temporal o soportar la incomodidad de la abstinencia.

Sí, hay una verdad respecto a la ciencia en lo que se refiere a la psicología. De que el cerebro funciona en ciertas formas, pero la mayoría de nuestros problemas se tratan de enfrentarlos. Esa es la mala noticia.

La buena noticia es que la Palabra de Dios tiene una respuesta para todos nuestros problemas. Incluso con las cuestiones fisiológicas que tienen que ver con la función neurológica, la Palabra de Dios ofrece una solución.

Al no creer que la adicción es una enfermedad, puedes ser suponer que el abuso de las drogas y alcohol; son un tipo de adicción física del que DIOS, no puede ayudar a la gente a superar, junto con la pornografía, los juegos de azar, los trastornos de la alimentación, problemas de ira, o algún otro comportamiento compulsivo. Si has llegado a la conclusión de que los que tienen comportamientos adictivos o compulsivos quieren desesperadamente parar, pero no pueden, hay esperanza.

El señor Jesucristo dijo: “Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso. Pónganse mi yugo. Déjenme enseñarles, porque yo soy humilde y tierno de corazón, y encontrarán descanso para el alma.

Cuando las personas deciden soportar la abstinencia, estarán limitadas confiando en sus propias fuerzas; pero, si ellas confiaran en el señor Jesucristo como su Salvador, y creyeran que el tiene poder para liberarlas de cualquier adicción, y permiten que la palabra de DIOS obre en su vidas, entonces si, tienen esperanza.


0 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: