Tus gastos, tus ahorros, tu futuro, PDF, finanzas

Tus gastos, tus ahorros, tu futuro, PDF

Tus gastos, tus ahorros, tu futuro. Guía financiera para principiantes es ayudarte a usar tu dinero de un modo más intencional y que te des cuenta de que tienes el control de tu futuro financiero.

Quizás piensas que el dinero es necesario solamente para pagar tus facturas, comprar alimentos y resolver otros temas prácticos. Necesitamos dinero para llevar adelante nuestra vida cotidiana. Todos los días tomamos decisiones financieras, al decidir qué comprar, y cuándo hacerlo.

Si has intentado recortar tus gastos, una y otra vez, pero no lo lograste, podría ser útil que analices qué te incentiva a comprar cosas. Es posible que tengas sentimientos confusos respecto al dinero.

El gasto imprudente puede ser un síntoma de un problema mayor. Por ejemplo, tal vez compras regalos caros para tratar de impresionar a alguien o lograr su amistad.

Si tus hábitos de consumo son el resultado de motivaciones problemáticas, quizás sea bueno que reflexiones sobre ellas, ya sea solo o con un consejero.

El gasto imprudente no resolverá tus problemas personales y, en algunos casos, puede provocar dificultades financieras graves que solo generarán tensión.

Si seguiste el rastro de tus gastos, probablemente habrás encontrado áreas donde el dinero parece desaparecer sin dejar pistas. Se denominan fugas de dinero.

Las fugas de dinero te dejan menos dinero disponible para ahorrar y cumplir tus sueños.

Usa la lista de gastos reales para detectar las fugas de dinero y comenzar a examinar cómo puedes controlarlas. Reducir los gastos puede ser muy difícil si, en primer lugar, no analizas los motivos que te llevan a comprar cosas.

Tomar mejores decisiones en cuanto a los gastos comienza con aprovechar al máximo cada dólar. Marca todos los ítems que quieras poner en práctica el próximo mes o elabora tu propia lista.

Se calcula que una familia promedio malgasta el 30 por ciento de su dinero debido a que no analiza sus hábitos de consumo. Para evitar esa pérdida, que sería como concederte un aumento de sueldo del 30 por ciento, tienes que elaborar un plan de gastos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: