Crecimiento personal

Etiqueta: Sabiduría India Página 1 de 3

Libro, Amor, Libertad Soledad, PDF

El amor corriente no es más que una máscara tras la que se oculta algo más. El amor auténtico es un fenómeno completamente diferente. El amor corriente es una demanda; el amor auténtico es compartir: no conoce el pedir; conoce la alegría de dar.

El amor corriente pretende muchas cosas. El amor auténtico no es pretencioso; simplemente, es. El amor corriente es casi enfermizo, empalagoso, afectado, lo que llamas «amorcito» Es enfermizo, es como una especie de malestar. El amor auténtico es un alimento, refuerza tu alma. El amor corriente alimenta tu ego; no tu yo real, sino tu falso yo. Lo falso sólo alimenta lo falso, recuerda, y lo real, lo real.

Conviértete en siervo del amor auténtico; esto significa convertirse en siervo del amor en su más extrema pureza. Da, comparte aquello que tienes; comparte y disfruta el hecho de compartir. No lo hagas como si fuera un deber, porque entonces perderá toda la alegría.

Tampoco sientas que estás complaciendo al otro; nunca, ni por un instante. El amor nunca complace.De hecho, por el contrario, cuando alguien recibe tu amor, tú eres el que te sientes complacido. El amor se siente agradecido de haber sido recibido.

El amor nunca espera ser recompensado; ni siquiera que le den las gracias. Si llega el agradecimiento de la otra parte, el amor siempre se sorprende; pero es una sorpresa dichosa, porque no había expectativas.

No puedes frustrar el amor auténtico, porque no va precedido de expectativas. Y no puedes saciar el falso amor; porque está tan basado en la expectativa que cualquier cosa que se haga se queda corta. Tiene demasiadas expectativas; nadie puede cumplirlas. Por tanto, el falso amor produce siempre frustración, y el amor auténtico, realización.

Jiddu Krishnamurti, La pregunta Imposible

Preguntas imposibles

En un mundo tan confuso y violento, donde existen todo tipo de rebeliones que se justifican de mil maneras, se espera que se produzca alguna reforma social, una realidad diferente y mayor libertad para el hombre.

En cualquier país o región, bajo la bandera de la paz hay violencia; en nombre de la verdad hay explotación, desdicha, y millones son los que mueren de hambre; hay represión bajo las grandes tiranías y una gran injusticia social.

Hay guerras y servicio militar obligatorio y evasión de dicho reclutamiento. Hay realmente gran confusión y violencia terrible; el odio es justificado, y se acepta todo tipo de escapes como norma de vida.

Nos encontramos con la dificultad de que nuestro cerebro se rige por los viejos hábitos, como un gramófono que toca la misma melodía una y otra vez. Mientras continúe ese sonido, ese hábito, no seremos capaces de escuchar nada nuevo.

El cerebro ha sido condicionado para pensar de una determinada manera, para reaccionar de acuerdo con nuestra cultura, tradición y educación. Cuando ese mismo cerebro trata de escuchar algo nuevo, no es capaz de hacerlo.

Debemos ser serios al enfrentamos al caos que hay en el mundo, a la incertidumbre, la destrucción, las guerras, a este mundo en que todos los valores han sido descartados por una sociedad totalmente permisiva, tanto en lo sexual como en lo económico. No hay moralidad ni religión; todo eso está siendo desechado. Uno ha de ser, pues, total y profundamente serio.

La libertad primera y última, PDF – Krishnamurti

Libertad psicológica, Conocimiento de simbolos

El conocimiento abunda, pero es esquivo. Todo aquel que en su corazón lo anhele, lo va a encontrar.

Aunque muchos en este tiempo se muestren bondadosos, y se autodenominen iluminados, hay que dudarlo un poco. La hipocresía del hombre ha llegado a niveles insospechados; por eso es sumamente importante desarrollar facultades intuitivas que nos ayudaran a caminar seguros por el camino de la luz.

El hombre es un ser anfibio que vive a un tiempo en dos mundos: el mundo de lo dado y el mundo de lo hecho por él mismo; el mundo de la materia, la vida y la conciencia, y el mundo de los símbolos.

En nuestro pensar utilizamos un repertorio de sistemas que son símbolos: el lenguaje, las matemáticas, el arte pictórico, la música, el ritual y lo demás.

Sin el sistema de símbolos no habría arte, ni ciencia, ni filosofía, ni siquiera tendríamos los rudimentos de la civilización: en otras palabras descenderíamos a la animalidad.

La autocomprensión sin opción nos lleva a la Realidad creadora, que está debajo de todas nuestras ilusiones destructivas; nos lleva a la serena sabiduría que siempre está allí a pesar de la ignorancia, a pesar del conocimiento, que es meramente otra forma de la ignorancia.

El conocimiento es cuestión de símbolos, y es, con demasiada frecuencia, un estorbo a la sabiduría, al descubrimiento de uno mismo de instante en instante.

Como crear la vida que usted desea, El sendero del mago, PDF

Lecciones espirituales para la iluminación

«La verdad os hará libres» ¡es una frase muy poderosa! y no fue dicha por un ser cualquiera. Tenemos libertad de hacer lo que queramos, si, pero en realidad en nuestro interior hay una fuerza que siempre nos motiva a HACER LO CORRECTO.

En Occidente, se considera que los magos son principalmente hechiceros que practican la alquimia para convertir un metal inferior en oro.

En la India también existe la alquimia (de hecho fue allí donde se inventó), pero la palabra alquimia es en realidad una clave. Significa convertir a los seres humanos en oro, convertir nuestras cualidades inferiores de temor, ignorancia, odio y vergüenza en lo más precioso: el amor y la realización.

Un maestro que nos pueda enseñar a convertimos en seres libres llenos de amor es, por definición, un alquimista y siempre lo ha sido.

Hoy en día la gente vive en el mundo de los magos tanto como lo hicieron las generaciones pasadas. Joseph Campbell, el gran estudioso de la de mitología, decía que cualquier persona que espera en una esquina a que el semáforo pase a verde para cruzar la calle, en realidad está esperando entrar en el mundo de los actos heroicos y la acción mítica.

Lo que sucede es que no vemos nuestra oportunidad, y cruzamos la calle sin ver la mítica espada en la roca al lado del andén.

El viaje hacia lo milagroso comienza aquí. Este es el mejor momento para comenzar. El sendero del mago no existe en el tiempo está en todas partes y no está en ninguna parte. Nos pertenece a todos y no le pertenece a nadie.

Así, éste es sólo un libro acerca de cómo recuperar lo que ya es nuestro. Como dice la primera frase de la primera lección: Hay un mago dentro de cada uno de nosotros un mago que lo ve y lo sabe todo.

Página 1 de 3

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén