Crecimiento personal

Etiqueta: Religión Página 2 de 4

Joyce Meyer, Controlando sus emociones, PDF

Resulta importante recordar que las emociones no desaparecerán para no volver jamás. Siempre existirán. No debemos negar su existencia ni sentirnos culpables por ellas, sino que debemos canalizarlas en la dirección correcta.

Tenemos que negarle a la carne el derecho a dominarnos, pero no debemos negar su existencia. Como veremos más adelante, la Biblia nos enseña que debemos ser bien equilibrados.

Cuando hay algo en nuestra vida que hace que nos sintamos enojados y frustrados, a menudo descargamos estas emociones en los demás, por lo general nuestro cónyuge, nuestros hijos o con alguna otra persona con la cual tengamos una relación personal íntima. El problema no es tanto nuestros sentimientos de enojo y frustración, sino el que no podamos dominarlos.

Lo más importante es comprender qué son las emociones y reconocer que las tenemos porque es Dios quien nos las ha dado. Entonces debemos empezar a encararnos a ellas en vez de solo ventilarlas y como resultado tener sentimientos de culpabilidad y condenación.

Neale Donald Walsch, Conversaciones con Dios, PDF

El mundo es como es porque no podía ser de ninguna otra manera. Todo va de una a otra polaridad. No podemos caer enfermos si a un determinado nivel, no lo provocamos nosotros mismos, y podemos de nuevo estar bien solo decidiendo estarlo. Claro que eso requiere una profunda convicción del poder interno que se aloja en nosotros.

DIOS no provoca las calamidades mundiales. Lo provoca el consciente colectivo. Y Él nada hace para evitarlo pues sería ir en contra de la libertad de la cual nos dotó. En cada caso negativo, preguntémonos ¿Qué parte de Mí quiero experimentar ahora ante esta calamidad? O ¿Qué aspecto del SER quiero que aparezca ahora? .Y como esto es así para cualquier alma, no debemos sentirnos víctimas del Universo.

DIOS pone énfasis en que no debemos juzgar el camino que recorre otra alma. No debemos envidiar su éxito ni compadecer su fracaso, pues desconocemos cuál es el propósito de esa alma. En suma debemos hacernos responsables de nuestras vidas. Tomarla entre nuestras manos y cambiar el pensamiento que nos dice que algo es malo, por aquel que nos dice que algo bueno hay en el hecho en sí, para nuestro desarrollo, o para el desarrollo de otros, ligados a nosotros. Recuerden que SOMOS UNO y que estamos unidos por hilos invisibles. Y que nada ocurre por casualidad, dado que la casualidad no existe. Pero Si existe la Ley de Causa y Efecto.

Razones Para Vivir, José Luis Martín Descalzo

Enseñanzas, Razones para vivir

En el lenguaje cotidiano hay cosas realmente muy llamativas, Y una de ellas es esa frase tan común con la que, ante cualquier fallo de alguien, comentamos: Eso es muy humano. Alguien hace trampas en un examen o en un concurso y decimos: Es muy humano. Otro defrauda al Fisco y explicamos Es humano. Un hombre celoso hace la vida imposible a su mujer y comentario al canto: Es muy humano.

Tras un fracaso, alguien se viene abajo y se sumerge en la amargura, y le compadecemos con un es humano. Curiosamente llamamos humanos sólo a nuestros vicios y carencias. Incluso, a veces, ese humano se convierte en sinónimo de animal.

Parecería que lo propio del hombre es lo bajo, lo caduco, lo que le aleja de las cumbres. Pero… ¡si realmente lo humano es lo que nos diferencia del animal! ¡Si lo humano es la razón, la voluntad, la conciencia, el esfuerzo, la santidad! Eso es lo verdaderamente humano.

Humana es la inteligencia que hace del hombre un permanente buscador de la verdad, un ser ansioso de claridad, un alma hambrienta de profundidad. La voluntad es humana, el coraje, el afán de luchar, el saber sobre- ponerse a la desgracia, la capacidad para esperar contra toda esperanza.

También humana es la conciencia que nos impide engañarnos a nosotros mismos, la voz que desde dentro nos despierta para seguir escalando, la exigencia que nos impide dormirnos…

Todo es posible si puedes creer, Tu Fe es tu fortuna

Todo es posible si puedes tener fe

La palabra fe es hermosa y a la vez poderosa; no en vano se afirma que todo es posible si se puede creer.

Aunque la fe esta descrita en las sagradas escrituras con lujo de detalles, muchas personas no pueden aplicarla a su vida de manera efectiva.

La mejor manera de conseguir tener una idea clara de lo que es una consciencia gobernada por la fe es familiarizándonos íntimamente con la literatura bíblica del mundo.

Esta es la única literatura que ha pasado la prueba del tiempo. Todos los demás escritos se convierten rápidamente en verdades anticuadas. Cada afirmación pronunciada o cada hecho registrado en la gran masa de escritos del mundo es una connotación de la sólida literatura bíblica.

El verdadero mensaje de este libro está formado por repetidas instrucciones directas sobre cómo enfocar la literatura bíblica y cómo interpretarla para llegar a tener una comprensión clara de la fe y de su influencia ilimitada en la consciencia individual.

Página 2 de 4

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén