Como encontrar tu propósito de vida, PDF

No hay que poner en duda que somos seres especiales; según las sagradas escrituras DIOS nos hizo a su imágen y semejanza. Nos creo para ser felices, para que disfrutemos de su creación, y nos dio libertad. Asi que también podemos elegir.

Tenemos la opción de hacer que nuestra vida sea un manantial de dicha y felicidad, o un arroyo de amargura e infelicidad. La vida no hay que complicarla tanto.

El Universo nunca quiso que vivieras una vida sin significado. Va siendo hora de revaluar lo que estás haciendo. Asegúrate de que tu campo de acción concuerde con tu destino. No te crearon para pasar 30 o 40 años de tu vida haciendo algo que no amas, sin sentido, quedándote allí sólo por conveniencia o porque le temes al cambio.

Tu fuiste creado por diseño

Da el paso hacia tu Propósito de Vida. cuando seguimos nuestro Destino
Divino y hacemos aquello para lo que fuimos llamados, el entusiasmo y la pasión
emanan de nosotros. Te encuentras en esa posición en la que sabes que estás
haciendo lo que viniste a hacer, te dices a ti mismo “¡para esto nací, fui diseñado
para esta labor, esto forma parte de mi diseño interior. Es mi Propósito de Vida”!
Fuiste creado por diseño, no por defecto. Hay algo para lo que tú estás aquí, no es
casualidad, sino por causalidad, que tú estás en este mundo. ¡Atrévete a hacer algo
importante!

El Universo sabe que yo estoy comprometido con mi sueño y Él se compromete conmigo también. Es una simbiosis entre el Universo y tú. Tú le ayudas a él a cumplir con sus planes a través de Tu Propósito de Vida y Él te ayuda a ti a que lo hagas de la mejor manera posible. Ése es el trato entre el Universo y Tú.

Tu mente es una fábrica de ideas que controlan tu destino y que están gobernadas por dos amos. Uno de ellos se llama “triunfo”, y su misión es crear ideas de logro, éxito y posibilidades para lograr las cosas; eso se traduce en acciones que te llevan a resultados de la misma categoría. El otro amo se llama “fracaso”, y cuando se pone a trabajar produce ideas de derrota, impedimentos y mediocridad. Sus resultados en el mundo real también son equivalentes.

Tomado del libro: tu propósito de vida

PNL, Entrena tu mente, lidera tu vida, PDF

Todos soñamos con el éxito. Deseamos tener salud, viajar, ampliar nuestros conocimientos, desarrollar el poder interior, disfrutar de las relaciones con la familia, la pareja y los amigos, gozar de prestigio social, ganar dinero. Tener éxito, entonces, es la concreción de los deseos vinculados a conseguir lo que no tenemos y a mejorar o descartar algo que ya no nos gusta.

Un deseo es siempre un punto de partida, el comienzo de un camino que se transita a paso y que nos conduce a una meta en la que esperamos encontrar la felicidad. Esa es la clave: queremos ser exitosos porque vinculamos el logro de nuestros deseos con la conquista de la felicidad.

Sin embargo, los caminos entre los deseos y las metas no suelen estar libres de obstáculos. En general, si algo vale la pena, hay que esforzarse, buscar los recursos necesarios y ser perseverante.

Tal vez te haya pasado que, cuando un deseo representaba algo importante para vos, sentiste que el proceso para conseguirlo era tan arduo que no valía la pena intentarlo, como si el mundo hubiera conspirado en tu contra. O lo que es peor: pensaste que no lograste llegar a esa meta que te haría feliz porque, en el fondo, no la merecías.

Si te enojas con los demás o con la suerte cuando no puedes superar un desafío, lo más probable es que desconozcas que la mayoría de los obstáculos que enfrentas no están en el mundo que te rodea, sino en tu inconsciente. Por supuesto que no nos referimos a los obstáculos derivados de experiencias fortuitas, sino a aquellos que dependen de múltiples decisiones personales.

Neurociencia de la felicidad, El Cerebro de Buda, PDF – Rick Hanson y Richard Mendius

Meditacion budista, Buda y neurociencia

«El Cerebro de Buda
La neurociencia le la felicidad, el amor y la sabiduría»

Este libro trata acerca de cómo actuar sobre tu propio cerebro para crear más felicidad, amor y sabiduría.

Explora por primera vez la intersección entre psicología, neurología y práctica contemplativa.

El resultado es una guía práctica de tu cerebro, llena de herramientas que puedes usar para mejorarlo gradualmente.

Con este libro aprenderás maneras eficaces de tratar estados difíciles del cerebro, como la tensión, la apatía, la distracción, problemas de relaciones, ansiedad, pena e ira. Pero nuestra atención principal se dirige hacia el bienestar, el crecimiento psicológico y la práctica espiritual.

Los contemplativos los atletas de élite del entrenamiento mental han estudiado la mente durante miles de años. Aquí tomaremos la tradición contemplativa que mejor conocemos (el budismo) y la aplicaremos al cerebro para revelar los caminos neuronales a la felicidad, el amor y la sabiduría.

Nadie conoce la naturaleza completa de la mente de Buda, ni la de nadie. Pero lo que se va sabiendo mejor es cómo estimular y reforzar los cimientos neuronales de los estados mentales de alegría, bondad y perspicacia profunda.

Como atraer más de lo que quieres, PDF – Michael J. Losier

Atraer lo bueno, Alejar lo negativo

La palabra vibra se utiliza a menudo para describir un estado de ánimo o la sensación que recojo de alguien o algo. Por ejemplo, puede decir que recoges buena vibra cuando estás cerca de cierta persona. O puede decir que se obtiene una vibra negativa cuando se camina en una cierta parte de una ciudad o barrio.

En todos estos casos, la palabra vibra se usa para describir el estado de ánimo o sentimiento que está experimentando. En resumen, una vibra equivale a un estado de ánimo o un sentimiento.

En el mundo vibracional sólo hay dos tipos de vibraciones, positivo y negativo. Cada estado de ánimo o sentimiento hace que usted emita, envíe u ofrezca una vibración, ya sea positiva o negativa.

usted va a través del diccionario y selecciona cada palabra que describe un sentimiento, sería capaz de ponerlos en cualquiera de estas dos categorías. Cada palabra describe la sensación que generará una vibración positiva o describirá un sentimiento que genera una vibración negativa.