Crecimiento personal

Etiqueta: Mujeres inteligentes Página 1 de 2

PDF, Yo soy Malala

Durante siglos y siglos conociste la esclavitud, las cadenas, los cinturones de castidad, los candados, las cárceles, las hogueras, las violaciones, los abusos, las humillaciones, los amos, los dueños, los pater fa­milias y la potestad de los hermanos, de los padres y de los maridos.

Te rifaron, te compraron, te cambiaron por fa­negadas o rebaños, te usaron, te forzaron, te quema­ron, te satanizaron, te burlaron, te santificaron, te invisibilizaron, pero sobre todo te callaron… y de qué manera te callaron.

Fuiste madre, madre y otra vez madre, y cuan­do tenías el vientre redondo y pleno, te fetichizaron y entonces te llamaron mi santa madre para imposi­bilitar tu erotización, para matar tu deseo, para silen­ciar tus ansias de más caricias… Te llenaban de hijos e hijas para vaciarte de deseo.

Te hicieron creer du­rante siglos que tu anatomía era tu único destino, y así no sólo lograron transformar tu maternidad en fatalidad sino que mutilaron la cultura de tus voces, de tu escritura, de tus ideas que sólo excepcional­mente pudieron alzar vuelo.

Osho – El libro de la mujer, PDF

La mayoría de las diferencias entre los hombres y las mujeres se deben a miles de años de condicionamiento. No son fundamentales por naturaleza, pero hay unas pocas diferencias que les dan una belleza única, individualidad. Esas diferencias se pueden contar muy fácilmente.Una de ellas es que la mujer es capaz de producir vida; el hombre no lo es.

En ese aspecto, él es inferior, y esa inferioridad ha jugado un gran papel en el dominio de las mujeres por el hombre. El complejo de inferioridad funciona de esta manera: pretende ser superior para engañarse a sí mismo y para engañar al mundo entero. Por eso, a lo largo de los siglos el hombre ha estado destruyendo la genialidad, el talento, las capacidades de la mujer, para, de esta forma, poder probar que él es superior, ante sí mismo y ante el mundo.

A causa de que la mujer da a luz, durante nueve meses o más permanece absolutamente vulnerable, dependiente del hombre. Los hombres han explotado esto de una forma muy fea. Y esa es una diferencia fisiológica; da exactamente igual.

La psicología de la mujer ha sido corrompida por el hombre diciéndole cosas que no son ciertas, convirtiéndola en una esclava del hombre, reduciéndola a la categoría de ciudadano secunda-rio del mundo. Y la razón de ello es que él es más poderoso muscular mente. Pero el poder muscular es parte de la animalidad. Si es eso lo que va a decidir la superioridad, entonces cualquier animal es más musculoso que un hombre.

Pero las verdaderas diferencias existen ciertamente, y tenemos que buscarlas detrás del montón de diferencias inventadas. Una diferencia que veo es que una mujer es más capaz de amor que un hombre. El amor del hombre es más o menos una necesidad física; el amor de la mujer, no. Es algo más grande y más elevado, es una experiencia espiritual.

Stefan Bollman, Las mujeres que leen son peligrosas, PDF

La historia de la lectura femenina se refleja de manera magistral tanto en la pintura como en la fotografía. Artistas de todas las épocas han sucumbido ante la fascinación del reto de capturar la intimidad, a veces secreta, de la lectura femenina. Sus obras nos ofrecen una visión única y sensible de la historia de las mujeres y la lectura. Pero hubieron de pasar muchos siglos antes de que ellas fueran libres de leer lo que quisieran, tanto para su educación como para su placer. Primero les fue permitido bordar, orar, ocuparse de los hijos y cocinar.

Es indudable que el acceso a la lectura, que es la principal puerta de ingreso al mundo de la cultura, supuso un gran avance para la mujer, como para cualquier colectivo étnico o social en posición de desventaja y de dependencia. Le dio mayor confianza en su propio valer, la hizo más autónoma, la ayudó a pensar por sí misma, le abrió nuevos horizontes.

Stefan Bollmann explora la historia de la lectura femenina con una particular mirada en el detalle. Este libro reúne una irresistible selección de sorprendentes pinturas, dibujos, grabados y fotografías de mujeres leyendo realizados por artistas desde la Edad Media hasta el presente, centrándose de forma especial en ciertas obras de Rembrandt, Vermeer, pero también de Manet, Matisse, Hopper o la fotógrafa Eve Arnold entre muchos otros.

En nuestros días, no sólo se considera analfabeto a quien no sabe leer ni escribir, sino también a cualquier persona incapaz de comprender un texto sin leerlo en voz alta. Sin embargo, debe haber existido una época en que las cosas eran exactamente a la inversa, en que la lectura en voz alta era la norma, mientras que hoy es la lectura silenciosa la que prevalece.

Mujer, Sé tu misma, Sé valiente, PDF

En honor a los valientes de corazón, A los que tienen la valentía grabada en sus almas, Y a los que tienen un nuevo comienzo cada día, A los buscadores que algunas veces encuentran. Los que cometen errores con un brillo… Este es nuestro himno. Una canción que nos desafía a arriesgarnos más, Con melodías que nos adentran en lugares repletos de temores, Y que nos recuerda quienes somos. Que nos susurra esa realidad de que el primer paso es una prueba a nuestra valentía. Pero, el valor es la llave atada alrededor de nuestro cuello Y nosotros fuimos hechos para esto. Que puedas encontrar el valor para Ser Tú Misma, Valientemente. Desde el fondo de nuestro corazón.
Mandy, Alexandra y Sherry

Mucho de lo que somos al crecer es mas por hábito que por nuestro ADN. Desde una temprana edad somos condicionados a actuar de determinada manera para ser aceptados y sentirnos amados. Hay expectativas puestas en nosotros, y empezamos a creer que son verdades universales en vez de expectativas propias de un individuo, la familia, escuela, iglesia o un grupo de amigos. Este es el principio de nuestra perdida de autenticidad.

Nuestra humanidad este proceso de convertirse en ti misma requiere valentía. Significa expresar tus verdaderos sentimientos, enfrentar tus temores acerca de lo que otros piensen de ti y averiguar que es lo que realmente te gusta. Y la mayor parte del tiempo no es resultado de las grandes alteraciones en nuestra vida. En lugar de ello, el proceso de convertirse en ti misma, es por una serie de pequeñas, y a veces triviales elecciones que cuando se enlazan crean la más completa y bellísima versión de ti.

Página 1 de 2

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén