Frases, Tu pensamiento es poderoso

Probablemente tenga alguien que le haya dicho que piense de manera positiva al enfrentar una situación. Esto se debe a que el poder del pensamiento positivo es algo que es una creencia generalizada.

La mayoría de la gente acepta fácilmente que cuando se emiten energía positiva, puede infectar a otros con esta energía positiva y que ellos retornarán esa energía hacia usted. Esto es básicamente la idea de que lo que usted emita de igual manera volverá a usted.

Las influencias positivas están en todo lo que nos rodea. Estas existen porque a la gente le encanta sentirse bien. La gente prefiere lo positivo a lo negativo. Usted puede fácilmente referirse a esto. Probablemente prefiera tener a alguien cercano a usted que es optimista y lleno de energía que alguien que está deprimido y abatido.

El pensamiento positivo desempeña un papel importante en la vida. Una persona que piensa positivo acabará teniendo una vida más positiva que alguien que piensa negativo. Un pensador positivo será capaz de permanecer optimista en cualquier situación. Eso es porque no vive en lo negativo. Ellos siempre pueden encontrar una manera de ver lo positivo en cualquier situación.

La vida suele ser generosa con quien es generoso. Existe un mal repugnante llamado egoismo que hace mucho daño, y la verdad es muy comun por estos tiempos, muchas personas solo piensan en su propio beneficio aunque para ello tengan que pasar por encima del dolor de otros.

Debemos ser diferentes a quien practica el egoismo. Todo aquel que trabaja con sinceridad en su crecimiento personal experimentara en su ser algo fuerte, un anhelo por ayudar a que los demas tambien logren sus sueños. cuando eso ocurre en nuestra vida, quiere decir que estamos haciendo las cosas de manera correcta.

A continuacion compartimos unos enlaces de descarga, un material recomendado por personas que han logrado grandes triunfos en su vida personal y empresarial.

descarga 01

PDF, La vibración del pensamiento

El universo esta gobernado por una ley, una ley muy importante, Sus manifestaciones son multiformes, pero consideradas desde un punto de vista fundamental, es claro que no existe mas que una ley. Conocemos algunas de sus manifestaciones, pero ignoramos todo acerca de otras. No obstante cada día se aprende un poco mas sobre ellas, el velo se ha ido cayendo gradual mente.

El ser humano lleno de amor percibe amor por todas partes y atrae el amor del los demás. El ser humano que alberga odio en su corazón recibe todo el odio que puede soportar. El ser humano que piensa en luchar suele luchar contra todo lo que puede hasta que lo supera. Y así con todo el mundo: cada uno recibe lo que pide a través de la telegrafía sin cables de la mente. Quien se despierta por la mañana sintiéndose de mal humor suele conseguir que toda la familia se ponga del mismo humor antes de acabar de desayunar.

La cuestión de la atracción del pensamiento es algo muy serio, cuando se piensa bastante en ello uno se da cuenta de que una persona crea sus propias circunstancias, aunque culpe de ello a otras.

Las personas que han comprendido esta ley y mantienen un pensamiento positivo y tranquilo, y no se ve afectada de ninguna manera por la falta de armonía que pudiera rodearla. Estas personas son como el recipiente del que se vierte aceite en aguas turbulentas: permanecen serenos y tranquilos mientras la tormenta brama a su alrededor. Cuando se ha comprendido el funcionamiento de esta ley uno se haya a merced de las caprichosas tormentas del pensamiento.

Se paso la era de la fuerza física para ir a parar a la de la supremacía intelectual, y ahora entramos a un campo medianamente conocido que es el de la energía psíquica, este campo cuenta con sus propias leyes y debemos familiarizarnos con ellas o bien estas nos superaran, como les ocurre a los que ignoran los planos de esfuerzo.

En esta obra el autor intenta aclarar importantes principios que subyacen a este campo de energía que se abre ante nosotros, y cada persona pueda utilizarla a su favor.

PDF, Estructuras de la mente

Introducción

A pesar de reconocer de buen grado la existencia de distintas capacidades y facultades, muchas personas se oponen al uso de la palabra inteligencia. «Es posible hablar de talentos», sostienen, «pero la inteligencia se debería reservar para tipos más generales de capacidad».

Desde luego, las palabras se pueden definir de la manera que más nos agrade. Sin embargo, al formular una definición precisa de la inteligencia, solemos menospreciar las capacidades que no queden dentro del límite de esa definición: de este modo, los bailarines o los jugadores de ajedrez pueden ser talentosos pero no inteligentes.

En mi opinión, es correcto afirmar que la música o la capacidad de desplazarse en el espacio son talentos, en la medida en que también llamemos talento al lenguaje o a la lógica.

La verdad es que aún se desconoce en qué medida se relacionan las diversas inteligencias. No se sabe si alguien que posea la inteligencia necesaria para ser un buen jugador de ajedrez o un buen arquitecto contará también con suficiente inteligencia para destacar en música, matemáticas o retórica.

Es probable que una persona con inteligencia musical se interese, y logre destacar, en el ámbito de la música. Pero el ámbito de la interpretación musical requiere inteligencias que van más allá de lo musical. De modo más general, casi todos los ámbitos requieren destreza en un conjunto de inteligencias; y toda inteligencia se puede aplicar en un amplio abanico de ámbitos culturales

¡Quiere, y podrás!, PDF, William, Atkinson

No existe forma de actividad mental tan universal en sus manifestaciones visibles como la que lleva el nombre de Voluntad y, por otra parte, no hay nada tan generalmente mal comprendido y tan poco comprendido como la Voluntad.

Cuando nos ponemos a considerar la naturaleza de la Voluntad, nos encontramos frente a un cúmulo de definiciones, teorías y creencias.

En efecto, casi puede asegurarse que para todos y cada uno de los individuos la palabra Voluntad tiene una significación diferente o una diferente gradación de significación.

Pregúntese uno a sí mismo lo que quiere expresar cuando dice «la Voluntad», y pregúntele después a unas cuantas personas; se sorprenderá cuando vea cuán grandemente varían las respuestas y definiciones.

Deseo, pretensión y voluntad, son estados mentales que conoce todo el mundo, y no existe definición que pueda hacerlas más claras. Deseamos sentir, hacer o tener una multitud de cosas que en el momento no sentimos, hacemos o tenemos.

Siendo el Deseo el primer escalón de la Voluntad y precedente a sus actividades, es de gran importancia el que se aprenda a estimular o desechar los deseos, según su naturaleza.

Deseos que no proporcionan la más alta satisfacción, el cumplimiento del deber y el merecido goce, deben repelerse. Los deseos que nos lleven a lo que es mejor, deben cultivarse. Un deseo se estimula dirigiendo atención e interés al objeto que la causa,