Crecimiento personal

Etiqueta: Historias Página 1 de 3

PDF, Él Puente Hacia el infinito

En Juan Salvador Gaviota; Richard Bach escribía sobre una gaviota que practicó durante toda una vida para comenzar a conocer el significado de la bondad y el amor.

En Ilusiones escribía sobre un hombre rodeado de milagros, perseguido por una dama, sabia y mística, que vivía a la vuelta de una esquina en el tiempo.

El puente hacia el infinito es la gesta de Bach por hallarla, por aprender sobre el amor y la inmortalidad, no en el más allá, sino en el aquí y ahora.

No obstante, atrapado en las tormentas del éxito, del desastre y de la traición, abandona; la búsqueda, y las murallas que construye para su protección se convierten en su cárcel.

Por fin conoce a la única mujer que puede liberarlo. Con ella inicia un viaje de transformación, un mágico descubrimiento del amor y de la alegría. Hay aquí aventuras y choques aéreos; visitas en sueño al futuro y al pasado, viajes fuera del cuerpo, en tanto la pareja busca escapar más allá de la muerte. Se eleva a partir de una empecinada fe en el amor perfecto.

La visión de BACH

Hasta ahora este escritor silenciosamente misterioso ha narrado mediante la alegoría y la ficción. En «El puente hacia el infinito» atrae a los lectores hasta su corazón y comparte con ellos una visión íntima; divertida, triste, ferozmente franca de su vida personal y de su amor.

Creemos a veces que nuestra era ha dejado atrás toda frontera, ha dejado atrás toda aventura. El destino está lejos por sobre el horizonte; las sombras refulgentes pasaron al galope tiempo ha, y han desaparecido.

Esta es la historia de un caballero que estaba muriendo, y de la princesa que le salvó la vida. Es una historia de bellas y bestias, de hechizos y fortalezas, de poderes mortales que parecen y de poderes vitales que son. Es el relato de la única aventura que más importa, creo, en cualquier época.

La liebre y la tortuga, PDF – Davis P. Barash

En cuestión al tema de la evolución existen demasiados puntos de vista, pero bueno, seguimos aquí en este mundo, de cada punto de vista aprendemos algo, la mente aguanta mucho, aunque es muy recomendable digerir bien…

RESEÑA.


¿Cuál es la esencia del Homo sapiens? ¿Existe una naturaleza humana básica escondida bajo nuestros ropajes culturales? ¿O es
nuestra naturaleza tan flexible y adaptable que podemos coexistir con cualquier cultura que creemos?

Contrastando la evolución biológica (la «tortuga») con la evolución cultural (la «liebre»), el autor muestra cómo la relación entre ambas arroja nueva luz sobre la sexualidad, la función de la familia, la agresividad y otros aspectos fundamentales de nuestra conducta.

Tenemos un cuerpo y hemos evolucionado, como también ha evolucionado aquella malhadada cebra que nuestro desagradable antepasado encontró tan útil.

Somos seres biológicos a la vez que seres humanos. Sangramos, comemos, defecamos, nos reproducimos, morimos. Y también concebimos las odas más sublimes, construimos las más extraordinarias máquinas.

Desencadenamos la energía del átomo e imaginamos la eternidad y
la divinidad. No sólo somos parte de la naturaleza; también, de un modo extraño, estamos fuera de día, como criaturas que han transcendido en muchos sentidos su propio ser orgánico.

El viaje de la especie humana deja pequeña la odisea de cualquier astronauta, y es un viaje continuo. Somos viajeros del tiempo, con un pie en nuestro presente cultural y otro atascado en nuestro pasado biológico. No es sorprendente que nos sintamos incómodos en esta extraña situación.

El problema de la humanidad es relativamente fácil de explicar, pero muy difícil de resolver: como Pascal reconoció con toda claridad, somos animales, sí pero también somos mucho más que eso.

Muero por ser yo, PDF, Anita Moorjani

Por más de 4 años, un cáncer que crecía rápidamente llevó a Anita a las puertas de la muerte y más allá; a la casa de la muerte misma; mucho más allá de la puerta y del vestíbulo de entrada.

Anita describe todo en gran detalle en este libro de búsqueda del alma.

Rodeada por sus seres amados y un equipo médico que esperaba su último suspiro en cualquier momento, Anita entró en un coma profundo; Pero le fue dada la oportunidad de regresar a su cuerpo devastado por el cáncer; retando así todas las probabilidades, y luego experimentar una increíble recuperación a través del vehículo del amor incondicional.

Más que eso, se le permitió retornar de la cámara de la muerte y reportarnos a todos nosotros como es la vida en el otro lado de este mundo corporal y todavía más significativo, qué se siente allá.

Esta es una historia de amor una historia de amor grandioso e incondicional; que te dará un sentido renovado de quién realmente eres; por qué estás aquí y cómo puedes trascender cualquier miedo y auto-rechazo, que defina tu vida.

Anita fue capaz de sanar su cuerpo y me ha dicho, en muchas ocasiones; que ella regresó a enseñar esta sencilla pero poderosa lección, la cual no sólo te puede sanar sino transformar nuestro mundo.

Nosotros no somos estos cuerpos, ni nuestros logros, ni nuestras posesiones somos uno con la Fuente de Todo lo Que Es, lo cual es Dios.

Dr. Wayne Dyer

Deepak Chopra, Almas gemelas, PDF

Todo aquel que crea en el amor debería leer la historia de Raj Rabban. A la edad de veinticinco años todavía no se había enamorado.

De hecho, apenas sabía lo que significaba amar. El trabajo, como ocurre con frecuencia, era su excusa. Raj llevaba algún tiempo trabajando en la sala de urgencias de un hospital de Manhattan.

Sus compañeros habituales eran heridos de bala que se desangraban en la camilla, drogadictos con sobredosis que encontraba la policía y suicidas que, en muchos casos, tenían éxito.

En la Facultad de Medicina había atendido con devoción las necesidades de un cadáver durante varios meses, y por eso en sus citas, cuando le quedaba tiempo para citas, despedía un ligero olor a formaldehído. Literalmente. Las chicas lo percibían en sus dedos aunque se los hubiese frotado a conciencia.

Lo cierto es que el amor más grande que Raj había experimentado era el que reflejaban los ojos de su madre cuando él tenía tres años. Amma lo trataba como si fuera un cruce entre una bendición divina y un príncipe mogol. Cuando era niño su postre favorito era un pastel de zanahoria caliente envuelto en una hoja fina de un papel de plata comestible.

Página 1 de 3

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén