Finanzas

Como aprovechar la crisis, Segunda Oportunidad, PDF

Negocios, Crisis financieras

Segunda oportunidad, un excelente libro de Robert Kiyosaki; el gurú de las finanzas. Autor también del famoso, bestseller, Padre rico, padre pobre. Como aprovechar la crisis, es algo que hemos aprendido de el, de igual manera entendimos donde radica el problema de la educación, y la vitalidad de invertir en la educación financiera.

Este libro se divide en tres partes: el Pasado, el Presente y el Futuro. El pasado… examina las causas reales de la crisis financiera que enfrentamos actualmente. El presente… analiza en dónde te encuentras hoy.

El futuro… explora la segunda oportunidad para tu dinero y tu vida, y la forma en que puedes aprovechar las situaciones propicias que ofrecen la crisis y la adversidad para crear la vida que deseas.

La palabra más importante de hoy es crisis. Recuerda que la palabra crisis tiene dos partes, dos lados: peligro y oportunidad. Tu segunda oportunidad te exige eludir los peligros que se te presentarán y estar preparado para aprovechar las situaciones propicias que te ofrece la creciente crisis financiera global.

El tema del dinero puede ser complicado e intimidante, pero si empiezas por los rudimentos y los usas como si fueran ladrillos, podrás ir construyendo el conocimiento que necesitas para entender el dinero, invertirlo y hacerlo trabajar para ti.

Lo más elemental que necesitas saber sobre este tema es que tú puedes ser más inteligente, y que saber más te puede brindar la confianza suficiente para que tomes decisiones informadas.

El conocimiento es poder

Si el conocimiento es dinero, ¿eso significa que muchos de quienes son pobres o pertenecen a la clase media en la actualidad, tienen la oportunidad de ser los nuevos ricos del futuro? 

En el pasado los ricos eran quienes controlaban la tierra y los recursos como el petróleo, las armas o corporaciones enormes. Pero hoy las cosas son distintas. Ahora vivimos en la Era de la Información, y los datos, además de ser abundantes, con frecuencia también son gratuitos. 

Surge la pregunta: ¿Entonces por qué no todos son millonarios? Para procesar la información y convertirla en conocimiento se requiere de educación. Sin educación financiera, la gente no puede convertir los datos en riqueza personal.

Aunque son muchos los países que invierten en educación, sigue existiendo más gente pobre que rica; algo se tiene que estar haciendo mal. Según el autor del libro, el error consiste en no invertir en educación financiera.

Si quieres controlar la vida de la gente, tienes que limitar su conocimiento. Por eso, a lo largo de la historia, los déspotas han quemado libros y exiliado e incluso asesinado a quienes amenazan su poder con conocimiento. 

Antes de la Guerra Civil de los Estados Unidos, en muchos estados estaba prohibido enseñarles a leer y escribir a los esclavos. El conocimiento es la fuerza más poderosa sobre la Tierra. Por eso es esencial controlarlo si se quiere asumir el poder. 

La fórmula es: 

Información y educación = Conocimiento. Conocimiento es poder; Falta de conocimiento es debilidad.

La falta de educación financiera esclaviza

El conocimiento financiero de la actualidad es más poderoso que un arma de fuego o que los latigazos y los grilletes de la esclavitud. La falta de educación financiera esclaviza a miles de millones de personas en todo el mundo. 

El sistema monetario está diseñado para mantener pobre a la gente, no para ayudarla a enriquecer. Fue creado para mantener a la gente trabajando muy duro para obtener dinero. 

El dinero esclaviza a quienes carecen de educación financiera porque los vuelve esclavos de un cheque de nómina, de un pago semanal o quincenal. 

Además, nuestra riqueza está siendo robada a través del dinero, a través de aquello por lo que la mayoría de la gente trabaja toda su vida. Por eso es que quienes se empeñan más en conseguir dinero, a quienes llamamos, la clase trabajadora,  son cada vez más pobres a pesar de lo mucho que se   esfuerzan. 

1. Impuestos: El valor de tu trabajo está siendo robado a través de los impuestos. 

2. Inflación: Cuando los gobiernos imprimen dinero, los precios aumentan. Y cuando esto sucede, la gente trabaja con más ahínco pero sólo termina pagando más impuestos y gastando más debido a la inflación

3. Ahorros: Los bancos roban la riqueza de los ahorradores a través de un proceso bancario conocido como sistema de reserva fraccionaria. Tomemos una reserva fraccionaria de 10, por ejemplo. 

Cuando el ahorrador guarda 1 dólar en su cuenta de ahorros, el banco tiene permiso de prestar 10 dólares contra ese dólar a quienes lo soliciten. Se trata de otra manera de “ imprimir dinero” que no sólo es inflacionaria, sino también reduce el poder adquisitivo del dinero del ahorrador. Ésta es una de las razones por las que padre rico solía decir: “ Los ahorradores son perdedores.

La inflación roba la riqueza

El sistema monetario te roba tu riqueza a través de la inflación. La gráfica que encontrarás a continuación explica por qué las clases media y pobre enfrentan tantas dificultades a pesar de lo mucho que trabajan.

Mientras el ingreso de la clase media se estanca, el costo de sus bienes y servicios sigue subiendo de manera significativa. Si estas compras fueran lujos, entonces el aumento no sería preocupante, sin embargo, el gas, los cuidados de salud, la educación universitaria y la posesión de una casa, no son ningún lujo. Todos son elementos clave para unirse o seguir perteneciendo a la clase media, y su costo ha aumentado de manera importante y mucho más rápido que la inflación.

Esclavos de la deuda

Mientras el ingreso de la clase media decae y los impuestos y los precios aumentan, muchos tienen que recurrir a sus tarjetas de crédito para sobrevivir, y así es como se vuelven esclavos de la deuda. 

Las familias se están endeudando más porque deben enfrentar un ingreso estancado y los crecientes costos de los bienes fundamentales. La carga de deuda media casi se ha triplicado.

Jóvenes preparados y endeudados

Muchos jóvenes están sumamente bien educados, pero cuando se gradúan, salen cargados de deudas causadas por los préstamos para estudiantes, que son las peores que puede haber. 

A diferencia de un préstamo para comprar un auto o una casa, o para poner un negocio, los préstamos estudiantiles generan deudas que rara vez son condonadas. 

El estudiante jamás puede declararse en bancarrota para liberarse del préstamo. Éste tipo de deuda se convierte en el legendario albatros que el estudiante tiene que cargar colgado al cuello durante toda su vida y, para colmo, no deja de generar intereses. 

Muchos de estos muchachos no podrán adquirir un auto o una casa, ni invertir en nada para su futuro hasta que no liquiden su deuda estudiantil. 

La carga de los programas de préstamos para estudiantes debería ser revisada para analizar estos problemas y desafíos.

Las palabras pueden volverte rico

El conocimiento empieza con los términos, con las palabras; y lo mejor de todo es que: las palabras son gratuitas. Las palabras son como combustible para nuestro cerebro, por lo que, si usas palabras “ pobres”, es como si le pusieras gasolina de baja calidad a tu auto: el desempeño a largo plazo se ve afectado y, por lo tanto, hay un impacto en toda la vida de la persona. Dicho de otra forma: La gente pobre no es gente pobre, sólo usa palabras inadecuadas para darle energía a su cerebro.

Pero cuidado, debes saber que el dinero no es suficiente para terminar con la pobreza. Hay muchas personas que les dan dinero a otras por caridad, pero esto sólo sirve para que sigan careciendo de medios. Si en verdad queremos ver el fin de la pobreza, tenemos que comenzar por mejorar la calidad de las palabras que usa la gente.

[PDF] Pequeño cerdo capitalista, finanzas personales

Una vez que se conoce concretamente la situación financiera y se ha detectado cómo se gasta el dinero o cómo se ahorra, debe procederse a idear un plan que se adecue lo más posible a cada circunstancia o necesidad.

Para poner en marcha un plan de acción hacia la liberación económica
se debe estar convencido de que el dinero es bueno y necesario, vencer el miedo a recortar gastos o implementar nuevos hábitos y aprender a vivir con sencillez para ahorrar también tiempo,
un tiempo que puede volverse productivo.

De manera especial, el camino a la liberación exige mantener la ilusión, los sueños y la perseverancia.

En finanzas siempre hay un ganador: si alguien invierte mal su dinero, otro puede usarlo para hacer más dinero; si estás en una afore patito, al no averiguar cómo funciona, ellos te cobran por darte menores rendimientos que a tu vecino.

En la tienda de los pagos chiquitos que cobra muchito, acabas pagando tres veces más el precio de la tele; porque no conoces el costo real del crédito y sólo te emocionas con lo poco que debes abonar semanalmente.

Si tú no le avisaste a tu familia que tenías un seguro de vida y éstos no lo cobran; tu dinero se puede quedar por años en las arcas de la aseguradora.

¿Por qué no ser tú el que gane, para variar el asunto? No necesitas volverte un cerdo capitalista… o bueno, sí, pero sólo un poco, uno pequeño. Ser un pequeño cerdo capitalista no significa que si eres vegetariano y activista de Greenpeace tengas que dejar de serlo; cambiar de partido político y dejar de pensar sobre lo mal que está distribuida la riqueza en el mundo.

Manejar el dinero no es una de las materias que vemos en la secundaria o en la prepa; aunque deberíamos y a veces en las familias el tema es un tabú igual o incluso mayor que el sexo. Si tenemos suerte, puede que aprendamos gracias a consejos anecdóticos del tío de la prima que no vino a la fiesta. Si no, pude que sea dándonos de topes por ponerles taches a esas cosas que en realidad nos podrían ser útiles.

Nunca es tarde para aprender a manejar el dinero

Lo más importante que desconocemos de las finanzas personales es su funcionamiento. Al final, aunque no lo parezcan, las finanzas son una disciplina inventada por los seres humanos que tiene una lógica accesible para todos. El caso es que no nos la explican muy seguido.

La mayoría de la gente que ya no está en sus veintes, treintas, o a veces; ni en sus cuarentas y que se topa con un libro de finanzas personales, piensa: “De haberlo sabido antes”; “es muy buena idea, pero demasiado tarde para empezar”; “no tengo remedio, no hay nada qué hacer” y… la verdad, la verdad, no hay nada que esté más lejos de ser cierto: sin importar tu edad; aprender a manejar el dinero y enderezar las finanzas personales, mejorará siempre tu calidad de vida.

En cualquier momento puedes aprender a planear, a ahorrar y a alcanzar metas que quizá no has logrado por descuidar esta área de tu vida. Y más que poder, lo necesitas. En ocasiones estamos muy cómodos con el modo en que hacemos las cosas; y nos escudamos en que si hemos sido de determinada manera toda la vida desorganizados; viviendo endeudados y posponiendo el ahorro es imposible cambiar, pero es falso.

Una de las causas más comunes de fracaso en el intento por ahorrar es esperar a guardar el dinero hasta hacer todos nuestros gastos. Ahorrar lo que sobre, es una mala estrategia por un pequeño detalle: nunca sobra. Si no son los pagos diarios, sucede una emergencia o, simplemente, “todavía tengo dinero”, nos damos un gustito y adiós. Además, como no tenemos una idea real de cuánto tendremos disponible al final, es imposible planear.

Aprende a controlar tus gastos y pon a trabajar el dinero

Si hay algo que tiene que ver con nuestra baja o completamente inexistente capacidad de ahorrar son nuestras ideas sobre el dinero; en ocasiones son claramente ilógicas, en otras no tanto, pero por si es Chana o Juana; vamos a darle una repasada a las creencias erróneas que normalmente nos meten el pie y que necesitamos cambiar a toda costa.

El millonario que todos tenemos en la cabeza frecuentemente tiene poco que ver con quien realmente es rico y quien sólo es gastalón. ¿Cuál es la diferencia? Dos palabritas: libertad financiera, que es simplemente la capacidad de hacer con tu vida lo que quieras; y tomar las decisiones que desees sin que dependa del dinero o te detengan las deudas.

En la era de las facilidades de pago, la verdad es que no es ciencia cuántica comprar mucho, de ahí a que lo que adquiramos sea realmente nuestro es otra historia, podemos deber hasta la camisa, aunque hay que evaluar si esas pequeñas, medianas o grandes compras están limitando nuestros planes a futuro.

Conocer bien cómo gastas, controlar tu compritis aguditis y poner a trabajar tu dinero. El ideal, en el que coinciden la mayoría de los gurús de las finanzas personales; es que inviertas tu dinero de manera tal que llegue el día en que no dependas de un empleo asalariado para pagar tus cuentas; sino simplemente del flujo de tus inversiones.

Suena complicado, pero hay varias inversiones, incluso pequeños negocios, con los que puedes empezar a hacer crecer tu lana sin tener millones; el chiste consiste en estar alerta y olvidar los prejuicios como: “Eso es para grandes hombres de negocios, gente que sabe de finanzas»; lo importante no es el capital con que cuentas, sino cómo lo utilizas.

No te endeudes para comprar cosas innecesarias

La meta es convertir lo que ahorres en activos; es decir, cosas que produzcan dinero sin necesidad de trabajar. ¿Cómo qué? Puede ser que compres un bien inmueble para rentar, que adquieras un fondo de inversión; o pongas algún negocio que no demande tu presencia, como maquinitas expendedoras un seguro dotal o comprar cosas que con el tiempo se revalúen.

No te endeudes para comprar una pantalla plana gigante, que a crédito te costará 20 o 30% más, que no crece en valor; y que cambiarás en máximo tres años y no inventes que la vas a revender por más, porque eso es imposible. Espérate y págala en cash.

En cambio, si hay un terreno que puedes comprar para hacer un estacionamiento; que te genere dinero, ve corriendo al banco, y con su dinero asegúrate una renta para ti, eso sí; checa que haya un margen suficiente entre lo que vas a ganar y los intereses que pagarás, si no, no es negocio. Y, por último, pero no menos importante: dedícale tiempo a tu dinero. Esto es, aprende sobre finanzas personales, aprende a conocer tus gastos, encontrar formas de ahorro, cazar oportunidades y monitorear cómo vas.

A todos nos encanta gastar y el chiste no es vivir para siempre en la austeridad; sino encontrar la manera de que nuestro dinero se vuelva tan listo y productivo que podamos gastar y depender menos de nuestro sueldo.

Tal vez demande que ahorres más hoy, y “estudies” más que tus amigos; sobre finanzas personales pero es un precio realmente bajo si piensas cuánto es lo que pagas por comprar tu libertad; como decía un financiero que sabe mucho sobre la planeación a largo plazo, pero es muy modesto y pidió no ser mencionado.

El dinero que debe ahorrado hoy está en los malos hábitos

Si hay algo que los gastalones aman de manera sobrehumana son las ofertas; por la simple razón de que mientras le dan rienda suelta a su ímpetu firmador, ¡hasta creen que están ahorrando! En el 99.99% de los casos, no es así.

Los cientos o miles de pesos que deberían estar engordando nuestra cuenta de ahorro están en los hábitos diarios. Como ya leíste arriba, levantarte tarde y tener que tomar taxi cuando puedes caminar al trabajo tiene su costo; lo mismo ser flojonazo para cocinar y comer fuera siempre, o peor; cumplir con el estereotipo del soltero ochentero y su costumbre de ir a cenar siempre pizza; que además de acabar con tu cartera, seguro termina con tu abdomen de lavadero, si es que alguna vez lo tuviste.

¿Se te ocurre algún otro ejemplo de gasto que eliminarías si cambiaras tus rutinas? Casi seguro. Analiza todo lo que haces en el día desde que te levantas hasta que te acuestas, ¡encuentra ese dinero extra!.

Fundamentos de Marketing, PDF – Kotler, Armstrong

Los autores de este libro son autoridad en el tema, grandes profesionales como equipo, Philip Kotler y Gary Armstrong ofrecen una combinación de talentos singularmente adecuada para escribir un texto introductorio sobre marketing.

La meta de todo mercadólogo es crear más valor para sus clientes.

Así que, es lógico que el objetivo de este libro, sea continuar creando más valor para usted: La meta consiste en introducir a los nuevos estudiantes, en el fascinante mundo del marketing, de una manera innovadora e integral, pero al mismo tiempo práctica y divertida.

Se trabajo con detalle cada página, cada tabla, figura, hecho y ejemplo, con el fin de lograr que este libro sea el mejor texto para enseñar y aprender sobre marketing. 

El marketing de hoy se refiere a la creación de valor para el cliente y al establecimiento de relaciones provechosas con los consumidores.

Primero busca entender las necesidades y deseos del consumidor, determinando cuáles son los mercados meta, que la organización puede atender mejor, y desarrollando una propuesta de valor convincente, mediante la cual la organización pueda atraer e incrementar el número de consumidores valiosos.

Si la organización hace bien lo anterior, obtendrá las recompensas en términos de participación de mercado, utilidades y valor para el cliente.