5 pasos hacia la libertad, PDF

Ser libre se escucha decir con mucha frecuencia, toda la humanidad esta en busca de algo; un decubrimiento concreto que revele el significado exacto de la palabra libertad.

«5 pasos hacia la libertad» brinda cierta informacion con respecto al tema; contenido esta enfocado a la parte espiritual, sobre todo a una parte fundamental en el ser humano; la ORACION.

Este libro explora el uso de la oración en nuestras vidas cotidianas. L’idea para usar la oración como el medio por lo cual uno habla al Dios es antiguo en sus orígenes. Bajandose de las rodillas para rezar a una deidad por consuelo o apoyo ha sido una disciplina humana durante miles de años. Esta tradición tiene poco que ver con lo que compartiré contigo. La forma de oración descrita y apuntada en este libro, parecer muy diferente de lo que nos enseñaron en nuestra niñez y; de la que muchos de nosotros hemos usado como oración por la gran parte de nuestras vidas.

Estás a punto de aprender una nueva forma de orar que te llamará a mirar a toda tu vida con nuevos ojos; y va a tener una experiencia de la presencia de Dios desde una perspectiva completamente nueva.

Una nueva forma de Orar

Esta nueva forma de oración como el Tratamiento Mental Espiritual; puede requerir que usted establezca una nueva relación; fundamentalmente, con la Divinidad, e igualmente importante quizás, crear una nueva comprensión de quien eres dentro de esa relación.

Como seres humanos, utilizamos muchos métodos diferentes de expresión. Hablamos, cantamos, escribimo bailamos, construimos, trabajamos, jugamos, etc. Utilizamos nuestros cuerpos y mentes para expresarnos y sentirnos conectados con la vida.

Sin embargo, nuestra cultura y muchas otras culturas del mundo tienen la oración como una actividad más mística y más espiritual ¿Es cierto? Somos santos o estamos más conectados con Dios cuando oramos ;¿Las palabras que usamos cuando oramos son más sagradas que las que usamos para conversar entre nosotros?.

Como seres humanos, procesamos constantemente masivas cantidades de información. Cuando creemos que algo es de tal manera, vamos a aceptar sólo información que apoya nuestra creencia solo hasta que estemos dispuestos a cambiar esa creencia.

La creencia es una característica innata de la psique humana; toda nuestra comprensión de la vida se basa en la suma total de lo que creíamos que era, desde nuestros primeros recuerdos hasta ahora mismo.

Hasta que estemos dispuestos a cambiar lo que creemos, nuestras mentes tenderán a rechazar cualquier cosa que sea contraria a nuestras creencias individuales.

PDF, Como y por que meditar

La llamada a la meditacion pone de manifiesto un triple problema: universal, historico, personal. El problema universal se refiere al desasosiego interno que se apodera del hombre cuando su adaptaciön al mundo ha Ilegado a ser tan total que lleva al Ser esencial a un callej6n sin salida.

El problema hist6rico estå en relaci6n con la inquietud de nuestro tiempo. Cuando se ha polarizado toda la vida (como ocurre hoy) sobre el dominio del conocimiento racional, de la técnica y de la organizaci6n, un desasosiego interno esencial, incomprensible para la razön, se instala en el nücleo del hombre, en su individualidad creadora.

Finalmente, cuando el hombre Ilega a cierta etapa de su desarrollo individual, se sitüa frente a su propio problema. Es el momento en que descubre que Su cautiverio total, en el seno de Ia Vida condicionada por el tiempo y el espacio, asfixia en él al Ser esencial, absoluto, que estå mås alli de espacio temporal. El problema universal y el problema histörico se convierten en esta etapa en desasosiego interno personal.

La llamada a la meditaci6n corresponde a un indispensable cambio de orientaciön para salir de este triple desasosiego. Comprendida asi, la meditaciön es el camino de la liberaciön. NO Obstante, solo los hombres que han madurado viviendo la proveniente de Ser esencial son los que entran en contacto con problema universal, en su relatividad historica contemporänea. Se trata, ciertamentes de una pequeña fracciön de la humanidad.

Para que el fruto de cualquier trabajo meditativo madure, es preciso que el meditante sea capaz de responder a dos preguntas: por qué meditar? y Como meditar? Debe distinguir Claramente el fin de la meditaci6n y hacerlo nuevamente consciente cada dia. Y mediante un ejercicio perseverante, necesita dominar una técnica, formando de ella una segunda naturaleza que Ilegue a ser algo tan instintivo como su propla respiraci6n.

PDF, El gran yogui milarepa del tibet

Milarepa observaría el modo en que vive actualmente la humanidad en medio de los múltiples aparatos que en Europa y en América consideran indispensables hasta los monjes que enseñan la vida santa. Para él la explotación y la conquista física del mundo por parte de la ciencia no es lo que realmente interesa, sino la conquista de uno mismo y la destrucción de todas las cadenas que atan a los hombres a la rutina de la existencia encarnada.

Para Milarepa, como para todos los santos de todas las religiones, en todas las civilizaciones y épocas de la historia humana, la ausencia de deseo y el completo renunciamiento al estilo de vida mundano más bien que el deseo omnidevorador y la adquisición de las perecederas cosas mundanas, conducen hacia el logro de una norma de vida que es lo supremo realizable en este planeta.

Milarepa percibió muy temprano en su vida, cuando la mayoría de los hombres lo logra demasiado tarde, que «Todos los propósitos mundanos no tienen sino una conclusión inevitable: la aflicción: las adquisiciones terminan en dispersión; las construcciones, en destrucción; los encuentros, en separación; los nacimientos, en muerte.

Sabiendo esto habría que renunciar, desde el principio mismo, a la adquisición y la acumulación, a la construcción y al encuentro; y fiel a los mandatos de un gurú eminente, proponerse la realización de la Verdad (que no tiene nacimiento ni muerte). Esa sola es la mejor ciencia.

Porque a la gente buena le pasan cosas malas, PDF

Son muy pocas las personas plenamente satisfechas: unas son infelices porque están gordas y quieren ser flacas; otras tienen el cabello noondulado y lo quieren tener liso; es frecuente oír comentarios acerca del clima: si está haciendo mucho calor, ¡Ay, qué dicha que hiciera frío! Y si está haciendo frío, ¡Ay, qué dicha que hiciera calor! Estos son meros ejemplos, ya que una lista completa sería interminable. Lo que sucede es que no nos damos cuenta de que a veces “nuestros principales enemigos somos nosotros mismos”.

Individuos en conflicto consigo mismos crean una sociedad en conflicto. Cuando un problema nos desequilibra por dentro y algo nos fastidia, cuando con nada nos sentimos a gusto, cuando nada nos complace y nos convertimos en jueces permanentes de todo lo que ocurre a nuestro alrededor; bien sea que todo mejore o empeore, detrás de cada una de estas situaciones hay un antecedente y un porqué que lo explica, una raíz.

La crisis social de valores que se volvió común

Un malestar generalizado encuentra, sin duda, su origen en una creciente crisis social de valores que se volvió común; ha ido minando la felicidad y la paz verdadera y de la cual ya no parece escaparse nadie, ni siquiera el perro de la casa. Sí, leyó bien, el perro de la casa; porque hoy en día es muy normal oír que a Firulays le dio estrés o depresión y también toca llevarlo al psicólogo.

Cuando notamos que algo no funciona bien en nuestra vida y entramos en crisis solemos reaccionar con pañitos de agua tibia y; por el efecto de las presiones de seguir para adelante, muchos nos refugiamos en lo primero que nos ofrezca el deslumbrante y exquisito consumismo.

Lo que no hemos aprendido es cómo remediar los males de manera completa y verdadera sino que, casi siempre; nos cubrimos con máscaras para posar en cada lugar de una manera diferente o nos disfrazamos de apariencias con orgullo injustificado, como dice la frase de Napoleón Bonaparte: “El orgullo es el arma de los débiles”…