PDF, Libro la vaca

El fracaso no es el enemigo del éxito, como muchos piensan. Es más, las caídas suelen traer consigo grandes enseñanzas. Como afirma el Dr. Cruz, el verdadero enemigo del éxito es la mediocridad. Aspiramos a la grandeza, pero nos contentamos con segundos lugares; queremos vivir al máximo, pero terminamos conformándonos con sobrevivir. Encontramos una zona de comodidad, nos acostumbramos a ella y dejamos pasar de largo las oportunidades para disfrutar la mayoría de todo lo hermoso que la vida nos ofrece.

La vaca nos muestra de manera clara y categórica lo que puede suceder si permitimos que nuestra vida se rija por las excusas. La vaca simboliza toda excusa, hábito, pretexto o justificación que nos impide vivir plenamente.

La verdad es que todos cargamos con más vacas de las que estamos dispuestos a admitir. Son justificaciones con las que buscamos convencernos a nosotros mismos y a los demás de que las circunstancias no están tan mal parecen; disculpas que frecuentemente utilizamos para explicar por qué no estamos haciendo lo que deberíamos.

Este libro no sólo te mostrará lo que te espera cuando finalmente decidas deshacerte de estas creencias limitantes, sino que te presentará, paso a paso, una estrategia para construir una vida en la que toda meta es posible.

Las caídas y los fracasos, en general, son simplemente parte del camino que nos lleva a la realización de nuestras metas. Ellos nos dan la oportunidad de aprender importantes lecciones y nos permiten reconocer hábitos que debemos cambiar y conductas que necesitamos corregir.

Seguramente, todos podemos recordar fracasos y caídas que sufrimos en algún momento, después de los cuales emergimos más fuertes, más sabios y mejor preparados para enfrentar las dificultades. Es indudable que las adversidades engendran éxito.

PDF, 21 creencias que nos amargan la vida

Muchas ideas, socialmente aceptadas, son falsas. Cuando son falsas nos confunden. La confusión y los errores que generan, nos hacen sufrir. Por este motivo, si quieres disfrutar de la vida, es necesario que empieces a tener una nueva visión que te permita relacionarte sabiamente con la realidad. Tal como se dice: Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.

Cada uno dé nosotros interpretamos los mensajes que nos llegan en función de nuestras creencias. Destapar esas creencias limitantes y cambiarlas por información de sabiduría que nos ayude a vivir en paz con nosotros mismos es un maravilloso reto.

El sufrimiento es el resultado de la ausencia de sabiduría, que es lo único que hay que ganarse, lo demás se dará por añadidura. Cuando llegues a un estado en el que no sufras ante nada, significará que estás mirando la vida desde una verdadera comprensión y, ahí, surgirá el verdadero amor. Con estas páginas, esperamos facilitarte este proceso.

No maldigas las informaciones falsas que te transmitieron, ni guardes rencor a las personas que te las comunicaron. Las falsedades no están por casualidad en nuestras mentes. Son necesarias para descubrir la verdad. Gracias al error, tenemos la oportunidad de aprender. Por otra parte, las personas que te transmitieron estas informaciones ni tan solo sabían que eran falsas y actuaron desde la ignorancia.

Si creemos que pensar en nosotros es egoísmo, tendremos una baja autoestima, es decir, la incapacidad para valorarnos. Y si no somos capaces de valorarnos, ni de amarnos, tampoco seremos capaces de recibir porque, de forma inconsciente, creeremos que no nos merecemos nada. Al no pensar en nosotros no nos escuchamos y no captamos nuestras necesidades.

Toda experiencia de vida es un camino de crecimiento y aprendizaje que, cuando se integra… ¡no hay marcha atrás! Es decir, cuando ya has aprendido a caminar, no necesitas ir gateando. Cada nuevo aprendizaje implica trascender el anterior y desechar lo que ya no te resulta útil.

Para resumir el proceso a lo más fundamental, podemos decirte que la clave está en dejar de guiarse por las emociones y los sentimientos del ego, y empezar a guiarse por el amor; es decir, que tu decisión de ser feliz y buscar el máximo bien para todas las personas, al margen de cómo sean, lidere tu vida. Esto no puede hacerse sin haber comprendido, previamente, el verdadero significado del amor. El amor nace de la comprensión y no puede forzarse.

PDF, Elija ser rico, Robert Kiyosaki

Está a punto de embarcarse en este programa porque desea cambiar su vida. Pero antes de cambiar su vida, debe cambiar sus ideas. Sus pensamientos y creencias están profundamente arraigados, tanto que quizás no se dé cuenta de la medida en la que han moldeado sus penurias
financieras.

Si alberga la esperanza de tener libertad financiera, el autoconocimiento es crucial. En este capítulo, preparará un inventario
de sus actitudes. Aprenderá cuáles son de ayuda y cuáles lo están
atascando. Y encontrará una fuente de nuevas ideas con el poder de
conducirlo en una dirección diferente, hacia el camino de la libertad
financiera. Elegir transitar o no este camino, es una decisión

Cuando se mira en el espejo, ¿qué murmura? ¿Se reprende con comentarios como “Tengo exceso de peso” y “Estoy envejeciendo”?
O se para con orgullo y dice: “¡Me veo fantástico!”.

El espejo refleja mucho más de lo que ven los ojos. Este refleja los pensamientos internos y las creencias: el alma. Escuche los pensamientos que
vienen del alma. ¿Son negativos? Nunca se encaminará hacia la riqueza si permite que esos pensamientos lo aflijan.

PDF, Walden, Henry David Thoreau

La mayoría de los hombres, incluso en este país relativamente libre, se afanan tanto por los puros artificios e innecesarias labores de la vida, que no les queda tiempo para cosechar sus mejores frutos. De tanto trabajar, los dedos se les han vuelto torpes y demasiado temblorosos.

Realmente, el jornalero carece día tras día de respiro que dedicar a su integridad; no puede permitirse el lujo de trabar relación con los demás porque su trabajo se depreciaria en el mercado.

No le cabe otra cosa que convertirse en máquina. ¿Cómo puede recordar su ignorancia, condición que le exige su crecimiento ¿quien tan a menudo tiene que usar de sus conocimientos? Debiéramos alimentarlo y vestirlo a Meces, gratuitamente, y reponerlo con nuestros cordiales antes de juzgarlo.

Las mejores cualidades de nuestra naturaleza, al igual que la lozanía de las frutas, sólo  pueden conservarse con delicadeza. Y no es ésta, ciertamente, la que aplicamos a nuestras relaciones con el prójimo. Algunos de vosotros, sabido es, sois pobres, os es difícil la vida, y aun en ocasiones, diríase que en la pugna con ella os falta incluso el aliento.

La mayoría de lujos y muchas de las llamadas comodidades de la vida
no sólo no son indispensables, sino obstáculo cierto para la elevación de la
humanidad. En lo que se refiere a estos lujos y comodidades, la vida de los
más sabios ha sido siempre más sencilla y sobria que la de los pobres.

Los antiguos filósofos chinos, hindúes, persas y griegos fueron una clase de
gente jamás igualada en pobreza y riqueza interna. No es mucho lo
que sabemos de ellos, pero es notable que sepamos tanto.

Igual reza para con los más modernos reformadores y bienhechores de la raza. Nadie puede ser observador imparcial y certero de la raza humana, a menos que se encuentre en la ventajosa posición de lo que deberíamos llamar pobreza voluntaria