Crecimiento personal

Etiqueta: Arte Página 1 de 3

Como formular preguntas esenciales

El título original de este texto es: «el arte de fórmular preguntas esenciales», y es que si, es muy importante aprender a realizar preguntas de manera adecuada. Una meta importante del ser humano debe ser la de crecer como persona; y para eso es importante adquirir conocimiento.

La calidad de nuestras vidas la determina la calidad de nuestro pensamiento. La calidad de nuestro pensamiento, a su vez, la determina la calidad de nuestras preguntas, ya que las preguntas son la maquinaria, la fuerza que impulsa el pensamiento. Sin las preguntas, no tenemos sobre qué pensar. Sin las preguntas esenciales, muchas veces no logramos enfocar nuestro pensar en lo significativo y sustancial.

Cuando hacemos preguntas esenciales, tratamos con lo que es necesario, relevante e indispensable al asunto que tenemos ante nosotros. Reconocemos lo que está en la esencia de la materia. Nuestro pensamiento está firme y disciplinado. Estamos preparados para aprender. Estamos intelectualmente capaces de encontrar nuestro camino.

Para tener éxito en la vida, uno necesita hacer preguntas esenciales: preguntas esenciales cuando lee, escribe y habla; cuando está de compras, trabajando o ejerciendo su rol de padre; cuando hace amigos, escoge su pareja, e interacciona con
los medios informativos y la Internet.

Leer PDF

La insoportable levedad del ser

La idea del eterno retorno es misteriosa y con ella Nietzsche dejó perplejos a los demás filósofos: ¡pensar que alguna vez haya de repetirse todo tal como lo hemos vivido ya; y que incluso esa repetición haya de repetirse hasta el infinito! ¿Qué quiere decir ese mito demencial?

El mito del eterno retorno viene a decir, per negatio-nem, que una vida que desaparece de una vez para siempre, que no retorna, es como una sombra, carece de peso; está muerta de antemano y, si ha sido horrorosa, bella, elevada, ese horror, esa elevación o esa belleza nada significan.

No es necesario que los tengamos en cuenta; igual que una guerra entre dos Estados africanos en el siglo catorce que no cambió en nada la faz de la tierra aunque en ella murieran, en medio de indecibles padecimientos, trescientos mil negros.

¿Cambia en algo la guerra entre dos Estados africanos si se repite incontables veces en un eterno retorno?

Cambia: se convierte en un bloque que sobresale y perdura, y su estupidez será irreparable. Si la Revolución francesa tuviera que repetirse eternamente, la historiografía francesa estaría menos orgullosa de Robespierre.

Pero dado que habla de algo que ya no volverá a ocurrir, los años sangrientos se convierten en meras palabras, en teorías, en discusiones, se vuelven más ligeros que una pluma, no dan miedo.

Hay una diferencia infinita entre el Robespierre que apareció sólo una vez en la historia; y un Robespierre que volviera eternamente a cortarle la cabeza a los franceses…

El arte como experiencia, PDF, John Dewey

Arte, Experiencia con el arte, Artistas con experiencia

Leer a Dewey a principios del siglo XXI supone romper el cerco; salirse del circuito cerrado que en las últimas décadas se ha impuesto en el campo de la estética y la teoría de las artes.

Las teorías hegemónicas, sobre todo en el contexto norteamericano, han funcionado como «teorías-envoltura» que pretenden presentar transparentemente; contener y conservar su objeto, sin cuestionarlo ni considerarlo en una dimensión evaluativa.

Con ello se consigue quizás una buena descripción de la situación de hecho y se renuncia por completo a indagar las hondas implicaciones antropológicas; sociales y políticas de las prácticas artísticas en tanto tales, aun de las más autónomas.

Este libro no engarza pues, y bueno es avisarlo; con ninguna de esas tradiciones hegemónicas en el dominio de la estética y la teoría de las artes. Se trata de un libro extraño.

No podemos limitamos a clasificarlo como una estética pragmatista sin más; cuando es obvio que el holismo y el organicismo que Dewey ar denomino «autonomía relativa» y para ello tuvo que aludir críticamente, como hacemos ahora nosotros, al trabajo de Dewey .

Cuando los objetos artísticos se separan tanto de las condiciones que los originan, como de su operación en la expcnencía, se levanta un muro a su alrededor que vuelve opaca su significación general, de la cual trata la teoría estética,

El arte se remite a un reino separado, que aparece por completo desvinculado de los materiales y aspiraciones de todas las otras formas del esfuerzo humano; de sus padecimientos y logros, En esta tesitura, se impone una primera tarea para el que pretende escribir sobre la filosofía de las bellas artes.

Jordi Claramonte.

Jack Foster, Cómo generar ideas, PDF

Su habilidad para generar buenas ideas es esencial para alcanzar el éxito. Independientemente de que usted sea un diseñador que sueña con otros mundos, un ingeniero que trabaja con alguna nueva estructura, un ejecutivo encargado de desarrollar nuevos conceptos para el negocio, un publicista que busca una forma impactante de vender su producto, un maestro de quinto grado que trata de elaborar un programa memorable para la asamblea de la escuela, o un voluntario que trata de buscar una forma distinta de vender las tradicionales boletas para una rifa.

La gente común y corriente tiene buenas ideas todos los días. Todos los días está creando, inventando y descubriendo cosas. Diariamente se ingenia la manera de reparar automóviles, lavamanos y puertas; de cocinar, aumentar las ventas, ahorrar dinero, educar a los niños, reducir costos, aumentar la producción, escribir memorandos y propuestas, hacer mejor las cosas o más fáciles, o menos costosas. La lista es interminable.

La actitud es muy importante ante los hechos; esto quiere decir que, en la mayoría de los casos, la diferencia entre las personas que producen ideas y aquéllas que no las producen; poco tiene que ver con alguna habilidad innata para producirlas. Tiene que ver con el convencimiento de que pueden producirlas.

Página 1 de 3

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén