Introducción.

La mayoría de los mensajes para hombres fallan a la larga. La razón es sencilla: pasan por alto lo profundo y verdadero para el corazón del hombre, sus pasiones reales, y simplemente intentan darle forma usando diversas formas de presión. Este es el hombre que debería ser. Esto es lo que un buen esposo, padre cristiano practicante tiene que hacer. Llene: los espacios en blanco a partir de aquí. El es responsable, sensible, disciplinado, fiel, diligente. consciente de sus deberes etc.

Muchas de estas son buenas cualidades. No dudo que esos mensajeros tengan buenas intenciones. Pero hasta donde recuerdo, el camino al infierno esta pavimentado de buenas intenciones. A estas alturas debería ser obvio que son casi un complete fracaso.

No. los hombres necesitan algo mas. Necesitan un entendimiento mas profundo de por qué añoran aventuraras, y batallas y
a una belleza,.. y por qué Dios los hizo sencillamente así . Ademas necesitan una completa comprensión de por que las mujeres anhelan que se luche por ellas, que las lancen a la aventura y ser la bella. Dios también las hizo así.

De modo que les presento este libro, no como, los siete pasos para ser un mejor cristiano, sino corno un safari del corazón para recuperar una vida de libertad, pasión y aventura. Creo que ayudara a que los hombres recuperen sus corazones, y las mujeres también. Es mas, ayudara a las mujeres a comprender a sus hombres, y a ayudarles a vivir la vida que ambos desean. Esa es mi Oración por usted.

Lo que importa no es la critica, ni el individuo que señala como tropieza el hombre fornido, o donde el que hace hazañas pudo haberlas hecho mejor. El crédito pertenece al hombre en la arena, cuyo rostro esta estropeado por el polvo, el sudor y la sangre, quien lucha con valentía, quien conoce los grandes entusiasmos y las grandes devociones, quien se agota por una causa digna, quien en el mejor de los casos conoce al final el triunfo del gran logro, y en el peor, si fracasa, al menos lo hace mientras se arriesga pacientemente; por eso su Lugar nunca estará con aquellas almas frías y tímidas que nunca han conocido ni la derrota ni el triunfo

TEDDY ROOSEVELT.