La gente sufre. No se trata solo de que sienta dolor físico; el sufrimiento es mucho más que eso.

Los seres humanos tienen que habérselas también con el dolor psíquico que experimentan: con sus emociones y pensamientos negativos, con los recuerdos desagradables, los impulsos y sensaciones negativas.

Tienen todo eso en la cabeza, se preocupan por todo eso, lo lamentan y lo temen.

El hecho de sepas que, en este momento, estás leyendo un informe basado en datos empíricos es de la mayor importancia porque este libro va a dar algunas vueltas y revueltas que te pueden resultar extrañas en apariencia. A veces te parecerá confuso.

No hay nada malo en pensar! El lenguaje y la cognición han proporcionado a los humanos un éxito enorme en términos evolutivos y quien se desenvuelve bien en ambas capacidades es capaz de funcionar bien en otras muchas áreas,especialmente en lo relativo a su profesión. Nuestras habilidades de resolución de problemas nos han permitido reestructurar el mundo en que vivimos