Psicología de la motivación, PDF

Psicóloga de la motivación, PDF

La motivación es un factor muy valioso, ningún ser humano puede tener logros sino es acompañado por una buena dosis de motivación, desde el ámbito profesional de la psicología se ha buscado una explicación más profunda a tan importante factor.

Las necesidades y los motivos del ser humano, en su contenido y estructuración superior. Surgieron en la actividad del individuo y del grupo como un reflejo de su medio social, y constantemente son influidas por este y se transforman.

Las afirmaciones científicas se fundamentan, en hechos y se muestran en la práctica. Mientras que la moral se apoya en principios y concepciones éticas, no demostrados empíricamente. Y en las necesidades del individuo y de la sociedad. Y esto tiene una enorme aplicación en el estudio de la motivación humana. Tanto en su concepción metodológica científica, como en las metas a lograr en la práctica profesional.

La unidad dialéctica de lo científico y lo valorativo, con el predominio de lo científico. Debe ser una máxima para las ciencias sociales y la psicología. Es una expresión más de la unidad dialéctica de la interpretación teórica y su verificación empírica y práctica, que constituye la esencia del método científico.

La epistemología y la metodología dialécticas que defendemos conducen a la fusión e integración de ambos puntos de vista, a la superación de su antagonismo. Y, por tanto, a la asimilación crítica de todo lo positivo que ambas contienen.

Si bien el principio de la unidad de teoría, y práctica garantiza la objetividad del conocimiento. El método dialéctico conduce al conocimiento más completo y multilateral que pueda ser logrado. La esencia de la dialéctica es la unidad y lucha de contrarios.

Debe tenerse en cuenta que la falsedad no solo es determinada, por la no correspondencia con los hechos, sino, además. Por la limitación unilateral en el análisis de estos, por ello, es necesario lograr la verdad más plena que en cada momento sea posible.

Al igual que las relaciones entre teoría y práctica, deben ser investigadas dialécticamente. También la dialéctica debe ser concebida desde el punto de vista de los hechos de la investigación empírica, y de la práctica profesional. Lo que implica rechazar la dialéctica especulativa, de un lado, y el eclecticismo, del otro.

De todo lo dicho resulta fundamental esclarecer los conceptos de psiquismo consciente y no consciente. La conciencia es la forma superior de la psiquis, propia solo del ser humano. Y consiste en el reflejo de la esencia, en la imagen del mundo y de sí mismo, que distingue lo objetivo de lo subjetivo. Lo cual permite al individuo y al grupo someter a crítica, la regulación psíquica de su comportamiento. Sobre la base de la conciencia social predominante en ellos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: