Para ser millonario, ¿se debe nacer con dinero o con ciertas habilidades. Millones de personas pueden afirmar que se debe nacer con dinero, pero yo afirmo que no es así.

Todos nacemos con un mismo cerebro, con dimensiones y peso semejantes, de igual forma; cuando nacemos carecemos de la movilidad necesaria para sobrevivir si alguien te deja en un sitio, no podrías moverte y morirías; definitivamente necesitamos de otros para salir adelante en los primeros años de vida, entonces, ¿por qué unos son millonarios y otros no?

Los defensores de que es necesario nacer en una familia que tiene dinero para ser millonario; podrían afirmar que estas reflexiones son la prueba fehaciente de que necesitamos de otro para ser millonario. Si, están en lo correcto, necesitamos de otros, pero no de su dinero.

Un error muy común de centenares de personas, es suponer que pueden ser expertos en todas las áreas, eso sólo les traerá problemas. Por ejemplo, alguien podría creer que vendiendo cierto producto podría ganar mucho dinero, ¡craso error! Si tienes una personalidad de Millonario Comerciante, sí tendrías oportunidades para cumplir ese objetivo; pero si tienes una personalidad diferente, te pasará lo de Craso, es decir, morirás sin ninguna oportunidad en el campo de batalla.

Esa es la razón del por qué muchos afirman: poseo un producto estupendo, pero no logro ganar dinero con él; sólo si conoces qué personalidad tienes, podrás hacer uso de ella, y por supuesto, volverte millonario.

Si le preguntas a alguien que tiene una personalidad de Millonario Comerciante sobre cómo obtuvo sus riquezas; te contestará que comprando productos a un bajo precio y vendiéndolos a un precio superior, es una fórmula simple, pero sólo te está mostrando el qué, es decir, el resultado.

Sin que se diese cuenta, utilizó un proceso para lograr esas ventas; posiblemente innovó en su campo o se valió de algunas técnicas sociales para convencer a sus clientes. El proceso a veces pasa desapercibido, incluso para el que lo utiliza.