Pensamientos para una vida mejor, PDF

Pensamientos para una vida mejor, PDF, Wayne Dyer

No te esfuerces constantemente en tratar de entender a tu pareja, a tus hijos, tus padres, jefes, o a cualquier otra persona; el Tao nunca descansa. No intentes con tanto ahínco hacer que las cosas funcionen: limítate a aceptarlas.

Relájate, déjate ir, acepta y date cuenta de que algunos de tus deseos tienen que ver con lo que; tú piensas que debería ser tu mundo, más que con cómo es en ese momento.

Emplea tu tiempo en abrir la mente al fascinante misterio y a la incertidumbre que todos experimentamos. Conviértete en un observador perspicaz… juzga menos y escucha más.

En algún momento del día, reflexiona sobre el enfado o irritación que sientas hacia otra persona o situación; decide adoptar la postura del Tao, buscando atentamente en tu interior; para saber dónde te encuentras dentro del flujo continuo entre el deseo y la aceptación.

Fíjate en cómo se manifiesta ese sentimiento negativo; quizá produciéndote retortijones en el estómago, rigidez en la columna, palpitaciones, un nudo en la garganta. Pon toda tu atención en abrir la mente, permitiendo que la tolerancia se haga amiga del misterio que encuentras dentro de ti.

La idea de la belleza en el tao

La idea de que algo, o alguien es hermoso; se basa en un sistema de creencias que promueve la dualidad y el juicio, cambiando tu manera de pensar podrás cambiar tu vida, disfrutar vivamente el gozo de la unidad.

Piensa en la cantidad de conceptos que, dentro de este «sistema de creencias duales», dependen de sus opuestos: una persona no es alta a no ser que un sistema de creencias establezca el concepto de bajo. Si es así, la idea de belleza origina la idea de fealdad y viceversa.

Observa cómo se presenta el Tao dentro de todas las personas, incluido tú, y queda en paz con lo que ves. La belleza y la fealdad son categorías del mundo físico, no del Tao. reflexiona en la idea, de que la dualidad es un juego mental.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: