PDF, Volver al amor, Marianne Williamson

PDF, Volver al amor, Marianne Williamson

Volver al amor. El amor entre Dios y el hombre a menudo se expresa con el corazón y la mente, Williamson sugiere que podemos tener una conexión profunda con Dios al tiempo que reconocemos las necesidades de los demás.

Este tipo de amor se caracteriza por la comprensión mutua, la compasión, la bondad y el respeto mutuo. No requiere renunciar al sentido de uno mismo por otro o comprometer la moralidad para crear una felicidad duradera en una relación.

Más bien, conduce a un estado de alegría a través del crecimiento personal y espiritual como individuos y como sociedad. Este tipo de amor permite a las personas priorizar su propio bienestar mientras buscan una satisfacción genuina junto con las necesidades de sus seres queridos.

El amor puede trascender cualquier obstáculo si ambas personas involucradas entienden su verdadera naturaleza. Especialmente, si aplican lo que sugiere Marianne Williamson con respecto a la conexión espiritual. En lugar de centrarse en aspectos superficiales como la apariencia o la riqueza.

El crecimiento espiritual puede mejorar cualquier sentido de amor existente, ya que ayuda a las personas a comprender lo que realmente quieren de la vida.

Volver al amor se refiere a la práctica del amor, como una fuerza más que como una debilidad. Como una respuesta diaria a las dificultades que enfrentamos. ¿Cómo puede el amor ser una solución práctica?

Este libro está diseñado para enseñarte cómo aplicar la magia del amor como una porción curativa. Ya sea que nuestro dolor emocional esté en las relaciones, la salud, el trabajo o cualquier otra área. El amor es el poderoso motivador, el sanador.

Cuando nacimos, estábamos perfectamente programados. Teníamos una tendencia natural a concentrarnos en el amor. Nuestra imaginación era creativa y floreciente, y sabíamos usarla. Estábamos conectados con un mundo mucho más rico que el mundo con que ahora nos conectamos, un mundo lleno de hechizo y del sentimiento de lo milagroso.

Pero nos enseñaron a concentrarnos en otras cosas, a pensar de forma antinatural, una pésima filosofía, una manera de mirar el mundo que está en contradicción con lo que somos.

Nos enseñaron a pensar en la competición, la lucha, la enfermedad, los recursos finitos, la limitación, la maldad, la culpa, la muerte, la escasez y la pérdida. Y como empezamos a pensar en estas cosas, empezamos a conocerlas. También nos enseñaron que sacar buenas notas, ser buenos, tener dinero y hacerlo todo como es debido son cosas más importantes que el amor.

El amor es aquello con lo que nacimos. El miedo es lo que hemos aprendido aquí. El viaje espiritual es la renuncia al miedo y la nueva aceptación del amor en nuestro corazón. El amor es el hecho existencial esencial. Es nuestra realidad última y nuestro propósito sobre la tierra. Tener plena conciencia de él, tener la vivencia del amor en nosotros y en los demás, es el sentido de la vida…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: