PDF, los 7 principios de la felicidad, Horacio Valsecia

Cada problema surge como resultado de haberse quebrado el cumplimiento de alguna de las leyes del Universo. Estas leyes o principios se encuentran operando constantemente, ya sea que seamos conscientes de ellas o no.

cuando una persona tiene un problema que le provoca sufrimiento, es porque no cuenta con la información necesaria para superar ese problema. Es como si esa persona estuviera continuamente chocándose de frente contra la pared, sin darse cuenta de que podría darle la vuelta por la derecha, por la izquierda, o saltarla por encima. Sólo cuando uno conoce los motivos y las características del problema, es decir, cuando uno llega a entender la cuestión, puede resolverla. El conocimiento da poder.

A lo largo del estudio de este curso encontrarás muchas respuestas interesantes a las principales cuestiones de tu vida. Entenderás por qué atraes a cierto tipo de personas, cómo se generan tus problemas afectivos y cómo superarlos, por qué el dinero sigue a las personas que lo tienen y nunca a los pobres, por qué algunas personas parecen vivir en una secuencia de conflictos donde no bien terminan de resolver uno entran en otro peor, comprenderás que las enfermedades están directamente relacionadas con problemas emocionales y mentales, que la suerte es voluntaria y se la puede crear. aprenderás a diseñar el mundo en el que anhelas vivir y a manifestarlo.

Dios es uno solo y es el mismo para todos

El principio del mentalismo dice textualmente “EL TODO es mente; el Universo es mental”. Para analizar este principio tenemos que partir de la base de que en el Universo donde vivimos existe un solo Dios. A pesar de las grandes diferencias culturales y religiosas que existen en el mundo, Dios es uno solo y es el mismo para todos. El Kybalión utiliza la palabra “Todo”, y de esta manera se sintetiza la idea de una Única Presencia. De acuerdo con esto, en el Universo hay una sola Mente, y absolutamente todo lo que existe está comprendido dentro de esta mente.

Cada uno de nosotros es una partícula o pensamiento inmerso en este gran cuerpo mental y de esta manera se explica cómo se dan los fenómenos parapsicológicos, tales como la transmisión de pensamiento o las premoniciones acerca del futuro. En síntesis, todos estamos conectados por una sola mente; al existir una sola mente, como consecuencia, existe una sola ley y ésta se manifiesta a través de los siete principios.

Si aceptamos la idea de que Dios es infinito, Omnipresente y Eterno, algunas de las preguntas que surgen son: ¿Cómo creó Dios al Universo? ¿De dónde extrajo el material necesario para hacer todo lo que hizo? Si Dios extrajo material de algún lugar, entonces no sería ni Infinito ni Omnipresente. La respuesta correcta a esos interrogantes es una sola: Todo lo que El creó, lo creó en Su propia Mente. Es decir que todo lo que existió, existe y existirá está incluido en esa gran mente Universal.

El universo es mental

Todo lo que uno llegue a creer de sí mismo es lo que va a ver reflejado en los demás. Si una persona se siente exitosa, merecedora y poseedora de buena suerte, entonces atraerá hacia sí misma situaciones y personas que reflejaran su creencia. Lo mismo ocurre con las personas negativas que creen todo lo contrario. El Universo en que vivimos es mental y responde a lo que elegimos pensar en cada momento. No existe nada aleatorio en la vida; todo lo que ocurre siempre está reflejando alguna pauta del pensamiento que llevamos dentro. Si el Universo es mental y todo depende de nuestro pensamiento, entonces tu primera tarea como estudiante de metafísica será aprender a controlar el pensamiento.

Hay personas que tienden a magnificar sus problemas, si sienten un dolor de estómago, creen que tienen cáncer. Desde hoy debes aprender que el peor de tus tormentos sólo vive en tu mente, es un pensamiento, y tú tienes la posibilidad de poder cambiarlo. Una técnica muy sencilla para anular el pensamiento negativo es utilizar la palabra “cancelado”.

Cada vez que algo no deseable venga a tu mente, deberás pronunciar esa palabra como dando una orden, repitiéndola por lo menos tres veces seguidas. Lo puedes hacer tanto verbal como mentalmente pero, cualquiera sea la forma, deberás hacerlo con entusiasmo y firmeza. De esta manera, el pensamiento negativo no se repite ni se adhiere a tu conciencia. La mente subconsciente toma la palabra “cancelado” como una orden y la ejecuta, interrumpiendo la manifestación de lo negativo.

Afirmaciones positivas para cancelar pensamientos negativos

Además, es importante afirmar a continuación lo opuesto. Por ejemplo, si viene a tu mente el pensamiento de que podrías contraer una enfermedad, deberás repetir inmediatamente “cancelado” tres veces, como si estuvieras tachando ese pensamiento. Pero a la mente no le es suficiente con saber lo que no quieres, también debes decirle cuál es tu verdadero deseo. Inmediatamente después de cancelar lo negativo, tienes que revertir el pensamiento y reemplazarlo por otro más positivo que ocupe su lugar. Volviendo al ejemplo del miedo a la enfermedad, después de cancelar esa idea, es importante que afirmes en tiempo presente: “siempre tengo buena salud”.

Cuando se hace una afirmación para revertir algo, se deberá evitar utilizar el vocablo “no”. El “no” produce el efecto inverso al que se desea. Por tal motivo, la gente que dice “no voy a fumar más” termina fumando el doble, o quien afirma “no quiero pensar más en mi ex pareja” no puede quitársela de su mente ni un solo instante.

También es importante “cancelar” los pensamientos ajenos. Aunque uno quizá se sienta muy cómodo y feliz con su propia vida, se encuentra a diario con personas que tienden a tirar su optimismo abajo con opiniones tales como: “la economía del país es un desastre”, “no hay dinero”, “la vida en esta ciudad es cada vez más peligrosa”, “ya no se puede confiar en nadie”, y demás. Cada vez que nos enfrentamos a una persona que opina algo negativo y no queremos que su opinión ingrese en nuestra conciencia, debemos “cancelarlo”. Es mejor si podemos hacerlo verbalmente, de lo contrario, lo haremos mentalmente. De cualquier de las dos maneras, nos aseguramos de no aceptar el pensamiento negativo.

El principio del mentalismo

De acuerdo con el principio del mentalismo, todo lo que elegimos pensar y creer es lo que se va a manifestar en nuestra vida; por lo tanto, debemos ser extremadamente cuidadosos respecto de lo que aceptamos como creencia y, por ello, es importante seleccionar muy bien las fuentes de información. Para hacer que el efecto “cancelado” sea más poderoso, puedes imaginarte que tachas el pensamiento negativo dibujando una cruz blanca sobre él, como si hicieras una “x” en tu mente. De esta manera, visualizas la prohibición de que se vuelva a repetir el pensamiento.

Deja un comentario