PDF, Historias de éxito, Robert Kiyosaki - decida cambiar

PDF, Historias de éxito, Robert Kiyosaki

Si alguna vez en lo profundo de su ser ha sentido que trabajar como empleado o ser un empleado independiente no le estaba dando la seguridad financiera que usted deseaba, existe una alternativa.

Si sus inversiones han perdido valor, está cansado del mismo consejo financiero viejo, le preocupa si podrá retirarse algún día o simplemente quiere pasar más tiempo con su familia, el camino hacia la libertad financiera se puede encontrar.

Para alcanzar la seguridad financiera, usted necesitará aprender el juego del dinero. Yo aprendí ese juego de mi padre rico. A partir de las lecciones de mi padre rico desarrollé el juego de mesa CASHFLOW. Este juego le enseña habilidades financieras a través de diversión, repetición y acción. Es tan singular que ha tenido patentes premiadas. Lo retará, le enseñará y le exigirá que piense como piensan los ricos. La gente de esta sección describe su éxito financiero y atribuye esos logros a jugar los juegos de CASHFLOW.

Estas personas descubrieron que a diferencia de todos los demás tipos de juegos de mesa en los que se puede ganar de una sola forma y únicamente durante el tiempo en el que se está jugando, CASHFLOW proporcionó lecciones que van mucho más allá del tiempo en que se juega. Cada vez que estas personas participaron en el juego no sólo incrementaron sus habilidades financieras, también aumentaron su seguridad.

El uso de las cartas de este juego, me dijeron, les ofreció nuevas formas de pensar sobre las inversiones. Las cartas que les dieron diferentes opiniones cada vez que jugaron, proporcionaron información para iniciar inversiones que produjeran flujo de efectivo.

El futuro será brillante para los que se preparan desde hoy. Las personas que compartieron sus experiencias en este libro estudiaron a fondo las lecciones del Padre rico, pero más importante aún, actuaron, aprendieron y obtuvieron experiencia, sabiduría y éxito financiero; se hicieron responsables de su propia educación financiera y asumieron el control de su propio futuro financiero.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: