[PDF] El libro de las reglas mentales, Neurociencias

Este es un libro que intenta incitar al cambio, pero no de cualquier tipo; sino uno que permita con el correr del tiempo crecer como ser humano, y conseguir a través de esta maduración; un control cada vez mayor sobre los monos interiores que habitan en nosotros el promiscuo y adicto; que representan o son la cara de los cerebros más primitivos que habitan en nosotros.

La propuesta para llevar adelante este camino, es conocer a nuestro cerebro y mente y sobre que son y cómo se usan las reglas; pues estas son una herramienta de increíble poder para activar a los lóbulos prefrontales, que son los potenciales domadores de los monos interiores.

Es necesario buscar información de aquellos que lograron éxito

En líneas generales, podemos expresar que los seres humanos somos analfabetos en el arte de vivir y solemos dejar todo lo concerniente a nuestra calidad de vida en manos de la casualidad; sin embargo, las vidas felices y fructíferas rara vez son producto de esta, sino que por el contrario, han sido planeadas con inteligencia y reflexión.

Entonces lo primero que se debe aprender, es a planear la vida y para ello es necesario buscar información en la de aquellos que lograron éxito en los distintos ámbitos de la misma, representada por reglas especificas y claras para actuar sin error y confusión; de esto se trata este libro, de enseñar a accionar a través de reglas frontalizadoras, que han sido probadas por cientos de personas a lo largo del tiempo y que gracias a ellas han obtenido resultados positivos en este gran juego llamado vida.

Todas las personas, tenemos algunos puntos, esquemas, ideas y acciones que deseamos cambiar o mejorar de nuestra personalidad; ya que sabemos que ciertas características, nos traen inconvenientes que muchas veces son reiterativos a lo largo de la vida.

Entonces, ¿Qué hace qué estamos esclavizados por nuestra propia UCCM (unidad, cerebro, mente) y repitamos errores?, cuando muchas veces tenemos en claro la necesidad, la voluntad y el objetivo de variar nuestras conductas; logrando en el mejor de los casos éxitos pasajeros, para luego volver al mismo lugar.

La sociedad de consumo confunde éxito con felicidad

Aparentemente solo nos queda la resignación o esperar que algún golpe real o de suerte cambie nuestra vida; pero esta actitud es muy pasiva y por lo visto en otras personas, raramente exitosa. Pero si reflexionamos, descubriremos que las limitaciones para transformarnos, están dentro de nuestra propia cabeza; entonces es inteligente rescatar del pasado la frase de Thales de Mileto: “¡¡Conócete a ti mismo!!”

Pero el conócete a ti mismo de antes, debe convertirse en conoce a tu UCCM; por lo que en la actualidad implica el conocer, controlar, y saber modelar al propio cerebro.

Afortunadamente, estamos viviendo actualmente en una época que pone a nuestro alcance los mejores y más modernos conocimientos; para transformar el conoce tu cerebro y tu mente en una realidad al alcance de todo aquel que considere que este es el camino más apropiado y corto para construir una vida feliz.

Lamentablemente la sociedad de consumo confunde éxito con felicidad, cuando en realidad son dos cosas muy diferentes; pues el éxito implica materializar un sueño pero la felicidad es el poder disfrutar del logro alcanzado en el ámbito de vida que sea.

Nuestra UCCM, es la generadora de nuestras sensaciones, percepciones, emociones, sentimientos, creaciones, pensamientos, imágenes mentales; siendo todos estos factores los que conforman el contenido de nuestra mente, que de una u otra forma terminará siempre manifestándose; como alguna de nuestras conductas.

Si bien ahora conocemos las causas generales que nos limitan el cambio, es necesario ir a las causas particulares; para ello debemos primero examinar con mayor profundidad, la herramienta que todos tenemos a nuestra disposición; para iniciar este notable proceso que nos lleve a una real modificación de nuestra mente. La herramienta que todos poseemos, es la capacidad de pensar aunque desarrollada en distintos grados.

Para conseguir logros en el mundo exterior, basta con unas pocas mentes brillantes

Una inteligencia naturalmente bien constituida, pero dotada de mala información, produce resultados no inteligentes, desaprovechando su capacidad potencial. Desde esta perspectiva, se puede interpretar con mayor facilidad muchos sucesos, que de otra manera resultarían inexplicables y comprender que buscar buena información y educarse; es de suma utilidad para alcanzar un buen desenvolvimiento en el área de la vida que sea.

Los seres humanos, movidos por la necesidad de garantizar nuestra supervivencia, hemos dirigido todos los esfuerzos a conocer el MUNDO EXTERIOR; y hemos adquirido los suficientes datos para manejarnos inteligentemente en este ámbito.

Tal dedicación nos permitió alcanzar los adelantos científicos y tecnológicos de la actualidad. Pero no hemos podido aún dedicarnos a profundizar; y trasladar estos avances al conocimiento del MUNDO INTERIOR, y al carecer de datos en ese terreno, cometemos errores.

Aquí encontramos una gran diferencia, pues para conseguir logros en el mundo exterior; no necesitamos de toda la humanidad, sino que basta con unas pocas mentes brillantes que actúen en serie a lo largo de varias generaciones consecutivas; para que luego el resto de la humanidad pueda disfrutar de los logros que estos alcanzaron.

Por el contrario para avanzar en el mundo interior, no es suficiente que unos pocos posean el conocimiento humanizador; sino que aquí es necesario que el mismo llegue, a un segmento importante de la humanidad, para que el cambio se vuelva visible.

En el año 1990 se decretó en Estados Unidos la década del cerebro

El cerebro se caracteriza por tener como unidad de tiempo el milisegundo, por lo que los cambios que suceden en él se producen a una gran velocidad. Por eso, debimos esperar los grandes avances que alcanzaron en la actualidad la ciencia y la tecnología, que permitieron la creación de máquinas que dieron acceso a la observación del cerebro en vivo, cuando realiza diferentes tareas.

De este modo, en 1990 se decretó en Estados Unidos la denominada “Década del Cerebro”, en la que se decidió invertir quinientos millones de dólares con el fin de transformar la antes considerada caja negra en otra transparente y observable.

Tan grande es la explosión de los conocimientos científicos que, año tras año, se llevan adelante decenas de miles de trabajos relacionados con este tema. Esto nos garantiza la generación de más y más conocimientos sobre el funcionamiento del cerebro y de su producto más importante: la mente o, como se denomina actualmente, los procesos mentales.

Para que estos indispensables conocimientos científicos crucen el “stop” existente hacia el mundo interior, es necesario transformarlos de un lenguaje críptico a otro que sea más accesible y popular, con el objetivo de que estén disponibles para todo el público.

De esta manera, podremos convertir este saber en un puente virtual, que nos conducirá a dar el gran paso hacia el autoconocimiento científico, haciendo que el viejo anhelo de conocer y controlar la UCCM, sea ahora una realidad factible para todos.

Deja un comentario