Este libro trata del éxito personal de cada uno de nosotros. El éxito significa realizaciones como resultado de nuestros propios esfuerzos y habilidades. La preparación adecuada es la clave de nuestro éxito. Nuestros actos no pueden ser más sabios que nuestros pensamientos. Nuestro pensamiento no puede ser más sabio que nuestra comprensión.

Este libro de remedios para bolsas pobres ha sido calificado como una guía de comprensión financiera. Ese, ciertamente, es su propósito: ofrecer a quienes ambicionan éxito financiero; una comprensión que los ayudará a conseguir dinero, ahorrar dinero y hacer que sus excedentes ganen más dinero.

El autor se siente feliz de extender a los nuevos lectores el deseo de que sus páginas puedan contener para ellos la misma inspiración para crecientes cuentas bancarias; mayores éxitos financieros y la solución de difíciles problemas financieros personales que tan entusiastamente fueron reportados por lectores de costa a costa.

A los ejecutivos de negocios que han distribuido estos cuentos en tan generosas cantidades a amigos, parientes, empleados y asociados; el autor aprovecha esta oportunidad para expresar su gratitud.

Ninguna garantía puede ser mayor que la de los hombres prácticos que aprecian sus enseñanzas; porque ellos mismos han elaborado éxitos importantes aplicando los mismos principios que abogan.

Babilonia llegó a ser la ciudad más rica del mundo porque sus ciudadanos fueron el pueblo más rico de su tiempo. Ellos apreciaron el valor del dinero; practicaron los sólidos principios financieros para conseguir dinero, ahorrar dinero y hacer que su dinero ganara más dinero, se proporcionaron lo que todos deseamos… ingresos para el futuro.