PDF, Como y por que meditar

La llamada a la meditacion pone de manifiesto un triple problema: universal, historico, personal. El problema universal se refiere al desasosiego interno que se apodera del hombre cuando su adaptaciön al mundo ha Ilegado a ser tan total que lleva al Ser esencial a un callej6n sin salida.

El problema hist6rico estå en relaci6n con la inquietud de nuestro tiempo. Cuando se ha polarizado toda la vida (como ocurre hoy) sobre el dominio del conocimiento racional, de la técnica y de la organizaci6n, un desasosiego interno esencial, incomprensible para la razön, se instala en el nücleo del hombre, en su individualidad creadora.

Finalmente, cuando el hombre Ilega a cierta etapa de su desarrollo individual, se sitüa frente a su propio problema. Es el momento en que descubre que Su cautiverio total, en el seno de Ia Vida condicionada por el tiempo y el espacio, asfixia en él al Ser esencial, absoluto, que estå mås alli de espacio temporal. El problema universal y el problema histörico se convierten en esta etapa en desasosiego interno personal.

La llamada a la meditaci6n corresponde a un indispensable cambio de orientaciön para salir de este triple desasosiego. Comprendida asi, la meditaciön es el camino de la liberaciön. NO Obstante, solo los hombres que han madurado viviendo la proveniente de Ser esencial son los que entran en contacto con problema universal, en su relatividad historica contemporänea. Se trata, ciertamentes de una pequeña fracciön de la humanidad.

Para que el fruto de cualquier trabajo meditativo madure, es preciso que el meditante sea capaz de responder a dos preguntas: por qué meditar? y Como meditar? Debe distinguir Claramente el fin de la meditaci6n y hacerlo nuevamente consciente cada dia. Y mediante un ejercicio perseverante, necesita dominar una técnica, formando de ella una segunda naturaleza que Ilegue a ser algo tan instintivo como su propla respiraci6n.