Significado del verdadero yoga, palabras de sabiduría

El Yoga verdadero no es solamente apoyarse sobre la cabeza o sobre los hombros, o respirar como un fuelle. Estas cosas son solo una ayuda, no son el objetivo final. Cada acción debe ser una acción, cada minuto debe ser un minuto yóguico para ti. Entonces si que podrás disfrutar de las bendiciones del Yoga y podrás llamarte un Yogui.

La historia del yoga comienza en Drávida, un pequeño pueblo situado en el valle del Indo, hacia el año 2.500 a.C. Un bailarín de este pueblo empezó a investigar con su cuerpo buscando ejercicios que aportaran mayor elasticidad, fuerza y belleza a sus danzas. Inspirándose en la naturaleza, en los animales y en su propia intuición, desarrolló un sistema de posturas que hoy en día se conocen como Ásanas y son parte fundamental del yoga.

La gente del pueblo drávida quedó fascinada por la belleza y complejidad de los movimientos de este bailarín, por lo que lo llamaron Nataraj o rey de los bailarines. Así fue como Nataraj fue ganando seguidores que empezaron a practicar con él, dándose cuenta de que estos ejercicios les proporcionaban no sólo beneficios a huesos y músculos, sino también al sistema inmune, digestivo, mejora del ánimo.