Liderazgo y gestión de personal, PDF

Es apenas durante los últimos diez o quince mil años cuando los hombres han desarrollado instituciones más complejas que las pequeñas comunidades nómades y sólo durante nuestro último siglo las grandes organizaciones han llegado a dominar el panorama social.

Nacemos, crecemos y nos formamos en organizaciones. Pero todos conocemos el lado oscuro de las organizaciones. Con frecuencia explotan y frustran a la gente que trabaja en ellas. Muy a menudo no cumplen sus promesas y, en algunos casos, proporcionan tan poco sentido al trabajo que convierten el dinero en el único aliciente.

Las organizaciones y las personas son interdependientes. La gente recurre a las organizaciones para conseguir aquello que le permitirá satisfacer su espectro de necesidades de toda índole y las organizaciones, por su parte, no pueden ser eficientes sin el esfuerzo y el talento de los hombres y mujeres que las forman.

La tarea fundamental de un gerente consiste en construir organizaciones que establezcan la armonía entre sus propias necesidades y las de las personas que las constituyen. Cuando tienen éxito, el beneficio es para ambos; cuando fracasan, una o ambas partes sufren.

Las personas que tengan a su cargo algún proceso relacionado con la gestión de personal deben rediseñar los procesos para agregar valor, trabajar estrechamente con la gente y dar respuestas concretas a problemas puntuales en un marco profesional y de respeto mutuo.

La clave y el desafío está en generar credibilidad a través de acciones concretas que contribuyan al desarrollo personal y profesional de las personas y al logro de mejores resultados para el negocio. Cada vez se generaliza más la tendencia a la descentralización de las tareas que tradicionalmente estaban concentradas en el área de Personal.

Los diferentes perfiles profesionales y personales muestran de manera evidente que no todos se destacan en las tres dimensiones al mismo tiempo, pero las exigencias de la realidad nos permiten asegurar que para acceder a una carrera gerencial exitosa no basta con destacarse en alguna de ellas, sino que hace falta alcanzar un rendimiento aceptable en las tres.

Ubicar la función Personal en el contexto de la administración y de las organizaciones. Resaltar la importancia del trabajo humano como determinante del éxito de las organizaciones. Conocer y comprender los principales aspectos que hacen a la gestión estratégica de personal.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: