Hemos querido presentar este libro sobre el dinero y el ahorro; motivados por esa aspiración inherente a toda persona de llegar a «millonario» acumulando una importante suma de dinero.

Sin embargo, nuestras vidas cotidianas están llenas de necesidades ficticias; de ansiedades de poseer bienes u objetos, motivados por una propaganda consumista que pretende que vivamos al servicio de una economía mundial fundada en el consumo inconsciente dirigido por la moda, por la competencia, por la ansiedad de cada día tener más y más.

Sabemos que, el dinero debe satisfacer las necesidades de subsistencia básicas; sin embargo, una cultura fundada en el parecer sobre el ser; el miedo al futuro y la necesidad de tenerlo todo previsto nos han llevado a tal recargo de posesiones, panoramas, exquisiteces sensoriales; que parece que las necesidades nunca se cubrieran y siempre hubiera algo más que poseer o hacer o experimentar; así, la ambición de casi todos es tener más, acumular más, ganar más.

El dinero simboliza el fruto del esfuerzo humano. El dinero es energía que puede ser utilizada por las personas para desarrollarse como seres humanos integrales; compartiendo con quienes los rodean, y, por sobre todo, para dar libertad. Libertad económica significa no hacer nada que no se quiera, por dinero, y tampoco dejar de hacer algo que se quiera, por falta de él.