Introducción.

Este curso es el primero de una serie destinada a exponer de modo accesible un proyecto formativo que estoy promoviendo en España, e Iberoamérica.

Desde hace un decenio con objeto de fomentar la capacidad creativa de las personas. Tal capacidad puede ser amenguada dolosamente y anulada incluso de raíz por las tácticas manipuladoras.

Las lecciones que siguen tienen como meta poner esas tácticas al descubierto y sentar las bases de una vida auténticamente libre. La libertad auténtica la libertad creativa es una tarea, no un don que pueda recibirse como un objeto.

El primer quehacer del hombre que desee vivir libremente es inmunizarse contra todo género de ilusionismo mental; o manipulación que intente envolverlo en la maraña del desconcierto espiritual.

El momento actual de la humanidad desborda posibilidades de todo género. Para que tal abundancia no degenere en anegamiento asfixiante, debemos distinguir a los maestros de los embaucadores.

Tal discernimiento es ineludible si se quiere evitar que el sistema democrático de convivencia se convierta en un río revuelto; donde puedan hacer su pesca depredadora los afanosos de poder.

No basta vivir en una democracia para gozar de auténtica libertad. La libertad de pensar con rigor e independencia de criterio; orientar la voluntad hacia las metas que nos marca nuestra vocación modular, debidamente el sentimiento; dar cauce y plasmar la propia creatividad en las diversas vertientes de la vida… Esta forma eminente de libertad debemos lograrla poniendo en juego un antídoto contra la manipulación.