La clave de los negocios, William Atkinson, PDF

Publicado por Decida cambiar en

La clave de los negocios, William Atkinson, PDF

La gente subestima muchas cosas, quizá por orgullo, pretendiendo saberlo todo. Los negocios y la clave principal, fue puesta en evidencia, gracias a las investigaciones desarrolladas, que dieron claras señales de la relación existente, entre psicología y negocios ahora esa clave es el fundamento de todo producto o servicio ofrecido.

Hace poco tiempo la palabra psicología empresarial, era generalmente acogida; con un alzamiento de hombros; con fruncimiento de cejas, y un pasemos a otra cosa. La psicología era un asunto que olía a cátedra, o que se refería al alma; o estaba relacionado con los fenómenos anormales, generalmente clasificados como psíquicos.

La mayoría de los hombres de negocios, no podían sufrir con paciencia la introducción de tales cosas; como teorías referentes al alma, clarividencia, telepatía, y otras habladurías en los asuntos mercantiles. Pues todo esto, en su concepto, era lo que significaba psicología.

Pero ha sobrevenido un cambio. El hombre de negocios ha oído hablar mucho, en los últimos tiempos; de relaciones de la psicología con los negocios, y ha leído algo sobre el asunto.

Comprende hoy que psicología significa la ciencia de la mente, y no es necesariamente lo mismo que metafísicas o psiquismo. Se ha percatado del hecho de que la psicología, desempeña una parte importante en los negocios; y de que vale la pena familiarizarse un tanto con sus principios fundamentales.

En efecto, si ha pensado suficientemente en la materia, habrá visto que todo el procedimiento de vender artículos; ya sea personalmente o por medio de anuncios, es esencialmente un proceso mental, que depende del estado de mente inducido en el comprador.

 Los comerciantes dicen que la habilidad en llamar la atención es con frecuencia el secreto del éxito en la vida. Los hombres capaces de redactar anuncios que atraigan poderosamente la atención, ganan sueldos enormes. 

El carácter y la personalidad pueden ser, cambiados y mejorados. Y en cada persona hay un algo central, que él llama Yo, que puede ordenar y manifestar estos cambios en su personalidad y carácter. Aun cuando quepa el plausible argumento de que el hombre es meramente un compuesto de sus características.


0 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: