La ciencia de hacerse rico, PDF, Wallace Wattles

La ciencia de HACESE RICO, como hacer que la ley de atracción funcione

El que busque riqueza, la hallará, no cabe duda, quizá exista la ciencia de hacerse rico, pero más allá de eso, tiene que existir el anhelo de ser mejor cada día. La riqueza no esta asociada siempre al dinero.

El dinero es una ayuda indiscutible para deshacerse de las preocupaciones de la vida, muchas de las cuales están asociadas con la falta de recursos económicos.

Con dinero tenemos la tranquilidad, de que podemos cumplir nuestro propósito en la vida; sin sacrificar muchos aspectos preciosos y sin vender nuestras almas al diablo

La sabiduría popular dice que si tienes una buena  cuenta de banco, y un trabajo estable, puedes estar tranquilo; tienes algo con lo que puedas contar ante alguna dificultad. 

Frente a la sociedad, la gente con dinero inspira respeto, lealtad, obediencia. En otras palabras, el dinero da poder. Si una persona tiene dinero, puede ser autosuficiente y puede hacer casi lo que quiera.

El dinero trae algo positivo a nuestras vidas, es como un regalo de Dios, nos da una sensación de alegría, seguridad; realmente causa una energía magnífica en nuestras vidas, vale la pena ser ricos.

Este libro, «La ciencia de hacerse rico», le da las claves precisas para que utilice de forma correcta la ley de atracción. Es importante que descubras los motivos causantes de tus problemas, de esta manera podrás trabajar sobre ellos y solucionarlos todos.

La ley de la atracción confirma que una vez que se establece una imagen en la mente, actúa una fuerza invisible, la fuerza que realmente intenta expresar la imagen. Una imagen precisa establecida en la mente; proporciona el poder de atraer lo que se necesita para lograr esa afirmación.

Mucho se ha dicho sobre el tema del pensamiento y su impacto directo en nuestras vidas. Para aquellos que conocen el trabajo de la mente, y se benefician de su flujo de energía, ellos están comenzando a llevar una vida próspera.

Tenga esto en cuenta: es usted el único responsable de su éxito o fracaso, no  hay a quien más culpar; así que, decida si va a seguir con sus pensamientos destructivos; o al contrario, va a empezar a trabajar fuertemente sobre su mente subconsciente. Sáquele provecho a este libro, los resultados no se harán esperar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: