¿Existe la suerte? ¡Claro que sí! existe. Para que esperarla, en REALIDAD dura muy poco… La verdadera buena SUERTE la crea uno mismo. Esa es la SUERTE que dura siempre. La SUERTE nos alcanza mediante el trabajo y la perseverancia, siendo personas creativas e innovadoras.

Algunos para tener buena suerte acuden a toda clase de agüeros, otros dicen que la mala suerte es para quien tiene mala actitud. Trabajando con amor se puede conseguir mucho. Es importante mantener una mente abierta.

Una hermosa tarde de primavera, Víctor, un hombre de aspecto elegante e informal, fue a sentarse al que era su banco preferido del mayor parque de aquella gran ciudad.

Allí se sentía en paz, aflojaba el nudo de la corbata y apoyaba los pies descalzos sobre una mullida alfombra de tréboles. A Víctor, que tenía sesenta y cuatro años y un pasado lleno de éxitos, le gustaba aquel lugar…