La mayoría de las personas no está preparada para enfrentar al fracaso. Dice Maxwell que si somos como era él, al salir de la escuela, temíamos al fracaso, no lo entendíamos, y huimos de él. Pero Maxwell ha aprendido a hacer del fracaso un amigo y puede enseñarnos a hacer lo mismo.

Para que una persona triunfe, necesita únicamente cuatro cosas. Podrá memorizarlas si recuerda la palabra REAL. Relaciones: La habilidad que más se necesita para tener éxito es la de relacionarse con otras personas. Esto provoca un impacto en cada aspecto de la vida de una persona. Sus relaciones lo mejorarán o dañarán. Equipo: Una de las lecciones más importantes que he aprendido es que aquellos que están más cerca a usted determinarán el nivel de su éxito. Si sus sueños son grandes, sólo los alcanzará con un equipo.

Actitud: Las actitudes determinan cómo vamos a vivir la vida día a día. La actitud, más que la aptitud determinará la altitud. Liderazgo: Todo surge o se desploma por el liderazgo. Si desea mejorar el nivel de su efectividad personal, la única manera de hacerlo es aumentando sus habilidades de liderazgo.

Si realmente quiere ver realizados sus sueños; es decir, alcanzarlos realmente, no sólo desearlos o hablar de ellos, tiene que salir y fracasar. Fracasar al comienzo, fracasar a menudo, pero siempre yendo hacia adelante. Transforme sus errores en peldaños que lo conduzcan al éxito.