Cuando usted comienza a pensar y a decir lo que realmente desea, entonces su mente automáticamente cambia y lo jala hacia esa dirección. Algunas veces puede ser tan simple como sólo hacer pequeños cambios en su vocabulario y como usted da a conocer su actitud y filosofía.

Desarrollar una verdadera disciplina requiere que usted practique la habilidad de tomar acción. Usted no necesita apurarse si no es necesario, pero tampoco querrá perder mucho tiempo en decidirse. El tiempo de actuar es: cuando la idea está caliente y la emoción es fuerte.

Nosotros intentamos tomar una acción cuando una idea se nos ocurre. Nosotros intentamos hacer algo cuando la emoción es alta. Pero si no pasamos rápidamente de la intención a la acción, la urgencia comienza a disminuir. Después de un mes se habrá enfriado la pasión. Un año después ya no estará.

Construir una vida es como construir una casa. Que pasaría si usted se pone a colocar ladrillos y alguien le pregunta, ¿Que está usted construyendo? y usted dice, No tengo la menor idea, Verá que alguien viene y lo pondrá a usted fuera del asunto. Por lo tanto, no empiece la casa hasta que usted no la haya acabado.

Toma tiempo concluir una carrera, toma tiempo hacer cambios, por eso dele tiempo a su proyecto, dele tiempo a su gente. Si usted está trabajando con gente, dele tiempo para aprender, crecer, cambiar, desarrollarse, producir. Y lo mas importante, dese tiempo usted mismo.