Hacia mi mágica presencia, PDF

Publicado por Decida cambiar en

Hacia mi mágica presencia, PDF

Caminante, desvía la vista hacia tu interior para que puedas ver la grandeza de tu Gloria. Ve la maravilla que está detrás de lo aparente; allí sabrás de esa «Fuerza», de esa Presencia. Es la Ciencia de nuestro Corazón. Así aprendes a ver, conocer, actuar, sentir, amar, estudiar y ser con el corazón.

El primer paso hacia el control de uno mismo es la calma en toda actividad exterior, en la mente y en lo físico.

Asegúrate de que no vas a ser molestado y, después de quedar en calma completa. Visualiza y siente tu cuerpo envuelto en una resplandeciente Luz blanca.

Durante los primeros 5 minutos, conservando esta Imagen, reconoce y siente intensamente la conexión entre tu forma exterior y tu Poderosa Presencia «YO SOY» y centra tu atención en tu corazón, visualizando como un Sol de oro.

Siente la gran claridad de la Luz y su intensidad en cada electrón de tu cuerpo durante, al menos, 10 minutos. Haz todas las respiraciones en números pares, repitiendo mentalmente una afirmación y guardando la atención en la Presencia YO SOY.

La diferencia entre Compasión Divina y la simpatía humana es tan grande como la diferencia entre la Luz y las tinieblas. La Compasión Divina tiene la atención del estudiante anclada en la Poderosa Presencia YO SOY, llamándola en acción para producir la Perfección.

Para difundir la Compasión divina. Ved los rayos de un rosa delicado irisado de oro como en el nácar o en los últimos resplandores de una hermosa puesta de sol. Cuando se busca una actividad purificadora. Tanto en el cuerpo físico como en los sentimientos o los pensamientos, se visualizan los rayos de un violeta luminoso intenso. Tales como la luz reflejada por un diamante puro o el neón.

Si todo nuestro tiempo está embargado por el trabajo, para satisfacer las necesidades de los sentidos y no se presta atención alguna al manantial. A la Presencia YO SOY que produce todo lo que tenemos necesidad, entonces hemos fallado en la finalidad de la existencia.

Cuanta más alegría pongamos en la aceptación de nuestra Presencia YO SOY más rápidas serán las manifestaciones de su Poder. La aceptación de la Presencia debe ser firme. Debe fijarse la atención en la Presencia todo el tiempo. Y con la intensidad suficiente para despojar al yo externo de todas sus pretensiones al poder.

descargar


0 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: