¡Las palabras tienen poder! y toda persona debe saberlo. El lenguaje es suplantación del universo, sustitución de todas las cosas por medio de palabras.

Regresar a la sabiduría del lenguaje sería una forma de regresar a nuestra propia humanidad. Las palabras pueden influir positiva o negativamente en nuestra en su vida.

Lo innombrado es lo ignorado. La palabra es punto de partida de to dolo que es humano. La correspondencia entre los hombres y el mundo pasa siempre por la mediación de la palabra. Ella es voz que nombra la realidad,es referencia y signo que determina todas las representaciones.

Las palabras son trascendencia: de nuestro cuerpo, de nuestro espacio. Según el imaginario griego, la palabra era vida imperecedera que se alejaba del cuerpo perecedero, sobreviviéndolo.

Quizá una de las maneras de entender nuestro presente sea familiarizándonos con las implicaciones de las palabras…

RAFAEL FAUQUI.