El matrimonio cristiano, PDF, Consejos sabios

Matrimonio cristiano, Parejas cristianas

Es primordial fortalecer los lazos del matrimonio… Hombres y mujeres que se pongan la mano en el corazón y no se dejen llevar por diferencias que se pueden solucionar con el dialogo.

No es ningún secreto que el matrimonio está subestimado hoy en día, la separación es un hecho cotidiano. Los corazones se rompen aquí y allá. Y los hijos sufren por las decisiones egoístas de sus padres.

Un cristiano debe dar buen ejemplo; el AMOR que le proclama a DIOS debe ser coherente con su manera de vivir, su testimonio debe ser impecable. y el matrimonio es la base fundamental de ese testimonio.

Hay muchas posibilidades para un matrimonio feliz, pero el cansancio, la desesperación y muchos otros sentimientos pueden surgir con el paso de los días. El matrimonio puede verse afectado por factores externos, como, económicos, sociales, e internos como el orgullo o los malos hábitos.

Muchas parejas que vieron en el divorcio la mejor solución para sus problemas, con el tiempo se dieron cuenta que no valió la pena una separación, que sus diferencias eran fácilmente conciliables, pero ya era difícil dar marcha atrás.

Todos los matrimonios tienen inconvenientes. No hay base para enfrentar las tormentas de la vida a menos que se encuentren firmemente involucrados el uno con el otro. La pareja comprometida se preocupa por él otro lo suficiente como para luchar con los inconvenientes que combaten.

Cuando un hombre y una mujer aman a Dios y guardan Sus mandamientos, se aman, se aprecian y se tratan con respeto. Guardan sus convenios; amar y servir a Dios es su máxima prioridad. Las diferencias entre los cónyuges pueden ser útiles si se aman y aprenden a trabajar juntos; sus habilidades e intereses se complementan entre sí, y la pareja puede lograr mucho más de lo que cualquiera podría lograr solo.

Deja un comentario