El desafío de un pensar diferente, PDF

El desafío de un pensar diferente, PDF

El libro que a continuación se presenta, titulado El desafío de un pensar diferente. Pensamiento, sociedad y naturaleza, representa un trabajo de reflexión realizado en estos últimos años sobre algunos temas que se consideran importantes.

Son diecinueve estudios, y trabajos organizados en tres partes que dan cuenta de interrogantes. Preocupaciones y convicciones que tenemos frente a los acontecimientos que percibimos en el mundo en el que vivimos.

Estos hilos conductores expresan, por un lado, nuestro deseo de asumir el reto de la complejidad. Y de la diversidad que se presentan en todos los terrenos de la actividad humana, y por otro, la preocupación ética por la sociedad. El ambiente y los seres vivos.

Desde nuestro punto de vista, vivimos un momento bastante peculiar y muy complejo de la vida humana y del planeta. La naturaleza y el mundo han sido siempre complejos, lo nuevo que acontece es la percepción que tenemos de ello.

Tampoco queremos decir que los seres humanos recién tomamos nota de la complejidad de las cosas. Basta con mirar la especialización mostrada por los antiguos en innumerables asuntos para creer que somos hoy los que descubrimos la complejidad de las cosas. Lo que queremos sostener es, que en la actualidad nos sentimos impactados. Y sensibles por la complejidad hallada en las cosas, en la vida y en el planeta.

En sus trabajos de ciencia natural, Aristóteles nos habló, por primera vez, de los indicadores de género y de especie. Probablemente fueron de los primeros indicadores, que nos servirían, para conocer la diversidad. Y complejidad de la naturaleza y ordenar nuestra vida en torno a ella.

La ruptura del pensamiento moderno con el modelo de pensar aristotélico. Puso el acento, en la racionalidad como la única instancia válida para entender el mundo. Esta mirada inicialmente cartesiana, que llamaremos optimista, sobre el papel de la razón humana, ha tenido consecuencias importantes para ponderar el valor del conocimiento humano.

Pensar en la continuidad del mundo exige pensar y obrar en el sentido de la continuidad de la vida. Esta es la propuesta ética del saber vivir que consiste en darnos cuenta en saber del significado de la vida y luchar por mantenerla. Este saber de la vida significa colaborar, participar en la construcción del sistema del mundo para que la vida perdure.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: