Del amor que soñamos al amor que vivimos, PDF

Cuidando el amor, PDF

Cuidando el amor, del amor que soñamos al amor que vivimos, una guía maravillosa, que enseña claramente los elementos sensibles del amor, aquellos que necesitan ser fortalecidos o corregidos, para poder disfrutar de relaciones saludables.

Cuidar el amor es un auténtico reto, es una obra de arte que intentan conseguir la mayoría de las personas sensibles. Que quieren y desean compartir sus sentimientos. Mucha gente parece actuar como si el amor no necesitará de cuidados.

Los principios y las enseñanzas de la psicología, nuestra dilatada experiencia y la práctica diaria, nos ayudarán a intentar encontrar. Cuidar y preservar ese apasionante camino que conduce al amor de verdad.

La situación de la pareja actual es muy distinta a la que teníamos hace tan sólo 10 ó 15 años. Si nos preguntamos si es mejor o peor, cada uno tendrá su visión. Pero lo cierto es que muchas circunstancias no ayudan, precisamente, a que las relaciones de pareja resulten sencillas.

Muchas veces hemos escuchado que ¡la vida sin amor no merece la pena ser vivida! Esta frase podría indicar que hay personas que pueden vivir su vida al margen del amor; ¡cuidado!, ¡no confundamos conceptos! ¡no reduzcamos el amor al enamoramiento de una u otra persona.

Muchas personas piensan que su felicidad está en manos de los demás, porque dependen de su amor para sentirse bien; para vivir hasta el delirio. O para morir en el más absoluto de los sufrimientos.

Es muy frecuente que algunas personas se sientan morir, ante el hecho de haber perdido a la persona amada. O ante la discusión o el disgusto que acaban de experimentar, y que viven con un dolor y con un sufrimiento terrible.

El amor, como el resto de los sentimientos del ser humano, tiene sus explicaciones y sus misterios; sus puntos de luz y de oscuridad; sus grandezas y sus miserias. Pero no confundamos deseo con necesidad.

Es lógico que deseemos que nos quieran las personas claves de nuestra vida, pero ello no significa que lo necesitemos para vivir.

Necesitamos respirar, comer, dormir…; vivir en unas condiciones físicas que nos permita nuestra supervivencia, pero no necesitamos que nos quiera alguien en concreto para seguir viviendo…

descargar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: