Deepak Chopra. las 7 Leyes espirituales del éxito, PDF

Deepak Chopra. las 7 Leyes espirituales del éxito

Deepak Chopra, enumera Las 7 Leyes espirituales del éxito. En el universo vibran con poder ciertas leyes, leyes que esperan ser cumplidas para retribuir al hombre que dichoso se guie por ellas.

El éxito en la vida se puede definir como la felicidad de crecer constantemente y lograr gradualmente metas dignas. El éxito es la capacidad de conseguir lo que quieres con facilidad.

Sin embargo, el éxito, incluida la creación de riqueza, siempre se ha considerado un proceso que requiere de mucha dedicación; y esto a menudo se hace en detrimento de otros.

El éxito y la riqueza deben abordarse de una manera más espiritual; No es más que un copioso flujo de todas las cosas buenas que se nos presentan.

Conociendo y practicando las leyes espirituales, nos fusionaremos con la naturaleza para crear una forma natural, alegre y amorosa.

El éxito tiene muchas facetas y la riqueza material es solo uno de sus componentes. Además, el éxito es un viaje, no un destino. Resulta que la abundancia material, en todas sus manifestaciones, es la que nos permite disfrutar más del camino.

Pero el éxito también se compone de salud, energía, entusiasmo por la vida; realización en las relaciones con los demás, libertad creativa, estabilidad emocional y psicológica, sensación de bienestar y paz. Pero ni siquiera experimentando todas estas cosas podremos realizarnos, a menos que cultivemos la semilla de la divinidad que llevamos adentro.

En realidad, somos la divinidad disfrazada, y el espíritu divino que vive dentro de nosotros en un estado embrionario busca materializarse plenamente. Por tanto, el éxito verdadero consiste en experimentar lo milagroso. Es el despliegue de la divinidad dentro de nosotros. Es percibir la divinidad en cualquier lugar a donde vayamos, en cualquier cosa que veamos: en los ojos de un niño, en la belleza de una flor, en el vuelo de un pájaro.

Nuestra verdadera naturaleza es de prosperidad y abundancia; somos naturalmente prósperos porque la naturaleza provee a todas las necesidades y deseos. No nos falta nada porque nuestra naturaleza esencial es la potencialidad pura, las posibilidades infinitas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: