Este libro intenta traducir con palabras algunas escenas reales, vivas, activas de personas anónimas. Anónimas no porque no tengan nombre sino porque sus nombres no son conocidos; son como los muchos que vemos constantemente a lo largo de cada día.

La característica que une estas historias consiste en que demuestran una actitud de fe en sí mismas; de constancia, de afrontamiento ante las realidades frecuentemente adversas de la vida diaria.

Este libro se propone motivar a las personas que lo lean para que adquirieran las actitudes optimistas que nos muestran los protagonistas de estas historias.

Puedes conseguir tu equilibrio emocional

Te puede mucho más. En el mucho más nos referimos a que puedes conseguir tu equilibrio emocional, tu bienestar personal, el control de tus impulsos, la fuerza de voluntad… Con estos recursos podrás resolver todos los problemas y situaciones difíciles cuya solución depende de ti; y te ayudará a superar las que además de ti dependen de otros agentes.

Nuestro firme y decidido deseo consiste en que todas las personas que se acerquen a él adquieran actitudes optimistas ante la vida. Pensamos que conocer la forma de comportarse de personas anónimas; que conviven con nosotros y que afrontan con fe en sí mismas las diversas situaciones de la vida, estimula a los demás a tomar conciencia de que eso no sólo es posible sino de que existe realmente. Sabemos que el mejor modo de aprender es observar la conducta que se desea. Lo dice muy bien esta máxima antigua:”Oigo y olvido, leo y recuerdo, hago y aprendo”. En efecto, no hay mejor modo de enseñanza que el ejemplo.

Los autores de estas historias consideramos nefastos los efectos de la exhibición en distintos medios de comunicación de personas populares que muestran comportamientos no recomendables. Igualmente abundan en las noticias sucesos en los que se perciben hechos innobles, inmorales, trágicos, de robos, muertes, asesinatos… y fomentan tendencias pesimistas, extremistas, catastrofistas…