Como conciliar el sueño mediante técnicas de respiración

Después de respirar, la mayor necesidad biológica es la de dormir. La respiración permite que la vida continúe, el sueño provee el intervalo más esencial para la fuerza vital de modo que se pueda llevar a cabo las reparaciones generales del sistema.

La respiración conserva la vida, el sueño recupera la energía vital gastada durante la actividad del día. La respiración apunta al poder que vibra en toda la creación, el sueño nos da el indicio de la Realidad serena e inmóvil. La respiración manifiesta la diversidad infinita del fenómeno del mundo, el sueño nos describe la unidad esencial de la existencia.

Hay millones de personas en todo el mundo que no gozan de un buen descanso nocturno, que no pueden disfrutar de un sueño profundo por varias razones dadas en este libro. Se arrastran por la tierra llevando una vida miserable. Tienen una existencia sin alegría. Son presa de diferentes enfermedades y desórdenes nerviosos consecuentes de la falta de sueño.

Se dan en este libro diversos métodos para su beneficio. Se describen en él tratamientos variados…

En el caso de una experiencia placentera, el sentido grita de alegría: “¡Oh, mente, mira qué maravilloso es esto!” Esta es una experiencia que no disgusta a los sentidos, les gusta. Así que la mente no corre al lugar. Por el otro lado, la mente observa desde el interior y está feliz de que los sentidos hayan obtenido lo que les gusta. Aún entonces, hay cierto grado de unión de la mente con los sentidos; la mente tiene que darles poder a los sentidos para que disfruten.