Como encontrar tu propósito de vida, PDF

No hay que poner en duda que somos seres especiales; según las sagradas escrituras DIOS nos hizo a su imágen y semejanza. Nos creo para ser felices, para que disfrutemos de su creación, y nos dio libertad. Asi que también podemos elegir.

Tenemos la opción de hacer que nuestra vida sea un manantial de dicha y felicidad, o un arroyo de amargura e infelicidad. La vida no hay que complicarla tanto.

El Universo nunca quiso que vivieras una vida sin significado. Va siendo hora de revaluar lo que estás haciendo. Asegúrate de que tu campo de acción concuerde con tu destino. No te crearon para pasar 30 o 40 años de tu vida haciendo algo que no amas, sin sentido, quedándote allí sólo por conveniencia o porque le temes al cambio.

Tu fuiste creado por diseño

Da el paso hacia tu Propósito de Vida. cuando seguimos nuestro Destino
Divino y hacemos aquello para lo que fuimos llamados, el entusiasmo y la pasión
emanan de nosotros. Te encuentras en esa posición en la que sabes que estás
haciendo lo que viniste a hacer, te dices a ti mismo “¡para esto nací, fui diseñado
para esta labor, esto forma parte de mi diseño interior. Es mi Propósito de Vida”!
Fuiste creado por diseño, no por defecto. Hay algo para lo que tú estás aquí, no es
casualidad, sino por causalidad, que tú estás en este mundo. ¡Atrévete a hacer algo
importante!

El Universo sabe que yo estoy comprometido con mi sueño y Él se compromete conmigo también. Es una simbiosis entre el Universo y tú. Tú le ayudas a él a cumplir con sus planes a través de Tu Propósito de Vida y Él te ayuda a ti a que lo hagas de la mejor manera posible. Ése es el trato entre el Universo y Tú.

Tu mente es una fábrica de ideas que controlan tu destino y que están gobernadas por dos amos. Uno de ellos se llama “triunfo”, y su misión es crear ideas de logro, éxito y posibilidades para lograr las cosas; eso se traduce en acciones que te llevan a resultados de la misma categoría. El otro amo se llama “fracaso”, y cuando se pone a trabajar produce ideas de derrota, impedimentos y mediocridad. Sus resultados en el mundo real también son equivalentes.

Tomado del libro: tu propósito de vida

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: