Imagina una balanza en la que uno de sus dos extremos, de tan cargado, toque el suelo, y el otro donde están tus deseos quede frágil mente suspendido en el aire. Lo que pesa son tus pensamientos.

Para recuperar el mismo equilibrio que caracteriza al resto de nuestro universo, debes aligerar todos esos pensamientos hasta que se adecúen a tus deseos.

Como el autor indica, en nuestro interior disponemos de los medios para lograr todo lo que queramos, siempre que identifiquemos y revisemos dónde está el exceso de lastre. Para ello, a través de los nueve principios ofrecidos en esta obra, aprenderás a armonizar tu vida y tus aspiraciones