Como aprovechar la crisis, Segunda Oportunidad, PDF

Negocios, Crisis financieras

Segunda oportunidad, un excelente libro de Robert Kiyosaki; el gurú de las finanzas. Autor también del famoso, bestseller, Padre rico, padre pobre. Como aprovechar la crisis, es algo que hemos aprendido de el, de igual manera entendimos donde radica el problema de la educación, y la vitalidad de invertir en la educación financiera.

Este libro se divide en tres partes: el Pasado, el Presente y el Futuro. El pasado… examina las causas reales de la crisis financiera que enfrentamos actualmente. El presente… analiza en dónde te encuentras hoy.

El futuro… explora la segunda oportunidad para tu dinero y tu vida, y la forma en que puedes aprovechar las situaciones propicias que ofrecen la crisis y la adversidad para crear la vida que deseas.

La palabra más importante de hoy es crisis. Recuerda que la palabra crisis tiene dos partes, dos lados: peligro y oportunidad. Tu segunda oportunidad te exige eludir los peligros que se te presentarán y estar preparado para aprovechar las situaciones propicias que te ofrece la creciente crisis financiera global.

El tema del dinero puede ser complicado e intimidante, pero si empiezas por los rudimentos y los usas como si fueran ladrillos, podrás ir construyendo el conocimiento que necesitas para entender el dinero, invertirlo y hacerlo trabajar para ti.

Lo más elemental que necesitas saber sobre este tema es que tú puedes ser más inteligente, y que saber más te puede brindar la confianza suficiente para que tomes decisiones informadas.

El conocimiento es poder

Si el conocimiento es dinero, ¿eso significa que muchos de quienes son pobres o pertenecen a la clase media en la actualidad, tienen la oportunidad de ser los nuevos ricos del futuro? 

En el pasado los ricos eran quienes controlaban la tierra y los recursos como el petróleo, las armas o corporaciones enormes. Pero hoy las cosas son distintas. Ahora vivimos en la Era de la Información, y los datos, además de ser abundantes, con frecuencia también son gratuitos. 

Surge la pregunta: ¿Entonces por qué no todos son millonarios? Para procesar la información y convertirla en conocimiento se requiere de educación. Sin educación financiera, la gente no puede convertir los datos en riqueza personal.

Aunque son muchos los países que invierten en educación, sigue existiendo más gente pobre que rica; algo se tiene que estar haciendo mal. Según el autor del libro, el error consiste en no invertir en educación financiera.

Si quieres controlar la vida de la gente, tienes que limitar su conocimiento. Por eso, a lo largo de la historia, los déspotas han quemado libros y exiliado e incluso asesinado a quienes amenazan su poder con conocimiento. 

Antes de la Guerra Civil de los Estados Unidos, en muchos estados estaba prohibido enseñarles a leer y escribir a los esclavos. El conocimiento es la fuerza más poderosa sobre la Tierra. Por eso es esencial controlarlo si se quiere asumir el poder. 

La fórmula es: 

Información y educación = Conocimiento. Conocimiento es poder; Falta de conocimiento es debilidad.

La falta de educación financiera esclaviza

El conocimiento financiero de la actualidad es más poderoso que un arma de fuego o que los latigazos y los grilletes de la esclavitud. La falta de educación financiera esclaviza a miles de millones de personas en todo el mundo. 

El sistema monetario está diseñado para mantener pobre a la gente, no para ayudarla a enriquecer. Fue creado para mantener a la gente trabajando muy duro para obtener dinero. 

El dinero esclaviza a quienes carecen de educación financiera porque los vuelve esclavos de un cheque de nómina, de un pago semanal o quincenal. 

Además, nuestra riqueza está siendo robada a través del dinero, a través de aquello por lo que la mayoría de la gente trabaja toda su vida. Por eso es que quienes se empeñan más en conseguir dinero, a quienes llamamos, la clase trabajadora,  son cada vez más pobres a pesar de lo mucho que se   esfuerzan. 

1. Impuestos: El valor de tu trabajo está siendo robado a través de los impuestos. 

2. Inflación: Cuando los gobiernos imprimen dinero, los precios aumentan. Y cuando esto sucede, la gente trabaja con más ahínco pero sólo termina pagando más impuestos y gastando más debido a la inflación

3. Ahorros: Los bancos roban la riqueza de los ahorradores a través de un proceso bancario conocido como sistema de reserva fraccionaria. Tomemos una reserva fraccionaria de 10, por ejemplo. 

Cuando el ahorrador guarda 1 dólar en su cuenta de ahorros, el banco tiene permiso de prestar 10 dólares contra ese dólar a quienes lo soliciten. Se trata de otra manera de “ imprimir dinero” que no sólo es inflacionaria, sino también reduce el poder adquisitivo del dinero del ahorrador. Ésta es una de las razones por las que padre rico solía decir: “ Los ahorradores son perdedores.

La inflación roba la riqueza

El sistema monetario te roba tu riqueza a través de la inflación. La gráfica que encontrarás a continuación explica por qué las clases media y pobre enfrentan tantas dificultades a pesar de lo mucho que trabajan.

Mientras el ingreso de la clase media se estanca, el costo de sus bienes y servicios sigue subiendo de manera significativa. Si estas compras fueran lujos, entonces el aumento no sería preocupante, sin embargo, el gas, los cuidados de salud, la educación universitaria y la posesión de una casa, no son ningún lujo. Todos son elementos clave para unirse o seguir perteneciendo a la clase media, y su costo ha aumentado de manera importante y mucho más rápido que la inflación.

Esclavos de la deuda

Mientras el ingreso de la clase media decae y los impuestos y los precios aumentan, muchos tienen que recurrir a sus tarjetas de crédito para sobrevivir, y así es como se vuelven esclavos de la deuda. 

Las familias se están endeudando más porque deben enfrentar un ingreso estancado y los crecientes costos de los bienes fundamentales. La carga de deuda media casi se ha triplicado.

Jóvenes preparados y endeudados

Muchos jóvenes están sumamente bien educados, pero cuando se gradúan, salen cargados de deudas causadas por los préstamos para estudiantes, que son las peores que puede haber. 

A diferencia de un préstamo para comprar un auto o una casa, o para poner un negocio, los préstamos estudiantiles generan deudas que rara vez son condonadas. 

El estudiante jamás puede declararse en bancarrota para liberarse del préstamo. Éste tipo de deuda se convierte en el legendario albatros que el estudiante tiene que cargar colgado al cuello durante toda su vida y, para colmo, no deja de generar intereses. 

Muchos de estos muchachos no podrán adquirir un auto o una casa, ni invertir en nada para su futuro hasta que no liquiden su deuda estudiantil. 

La carga de los programas de préstamos para estudiantes debería ser revisada para analizar estos problemas y desafíos.

Las palabras pueden volverte rico

El conocimiento empieza con los términos, con las palabras; y lo mejor de todo es que: las palabras son gratuitas. Las palabras son como combustible para nuestro cerebro, por lo que, si usas palabras “ pobres”, es como si le pusieras gasolina de baja calidad a tu auto: el desempeño a largo plazo se ve afectado y, por lo tanto, hay un impacto en toda la vida de la persona. Dicho de otra forma: La gente pobre no es gente pobre, sólo usa palabras inadecuadas para darle energía a su cerebro.

Pero cuidado, debes saber que el dinero no es suficiente para terminar con la pobreza. Hay muchas personas que les dan dinero a otras por caridad, pero esto sólo sirve para que sigan careciendo de medios. Si en verdad queremos ver el fin de la pobreza, tenemos que comenzar por mejorar la calidad de las palabras que usa la gente.

Deja un comentario