Crecimiento personal

Categoría: Sexualidad

Técnicas para ser un hombre Multiorgásmico, PDF

Dado que los antiguos maestros taoístas eran también médicos estaban interesados en la sexualidad
como parte de la salud general del cuerpo. En este sentido, practicaron el kung fu sexual porque descubrieron que la eyaculación agota la energía masculina. Probablemente ya habrás notado la
pérdida de energía y la sensación general de cansancio que siguen a la eyaculación, lo que hace que tu cuerpo sólo quiera dormir aunque desees seguir atendiendo a las necesidades sexuales y emocionales de tu pareja. Un hombre multiorgásmico lo expresaba así: «Una vez que eyaculo, la almohada me atrae más que mi novia».

A lo largo de más de tres mil años, los chinos han reconocido que los hombres pueden alcanzar múltiples orgasmos retrasando e incluso reteniendo la eyaculación. Esto es posible gracias a que el orgasmo y la eyaculación son dos procesos físicos diferentes, a pesar de haber sido equiparados en Occidente durante largo tiempo.

Los antiguos chinos, aunque menos precisos que los investigadores sexuales modernos, registraron sus descubrimientos en detalle para las futuras generaciones de buscadores sexuales y espirituales.

En Occidente, Alfred Kinsey, pionero de la investigación sexual, no informó de descubrimientos similares hasta 1940. Varias décadas más tarde y después de que sus hipótesis hayan sido probadas repetidamente en laboratorio; la mayoría de los hombres siguen desconociendo su potencial multiorgásmico.

Necesidad de técnica y conocimiento

Sin este conocimiento y sin una técnica clara; los hombres son incapaces de sentir la diferencia entre el crescendo del orgasmo y el estallido de la eyaculación. La sexualidad masculina occidental sigue estando erróneamente centrada en el objetivo de la eyaculación; en lugar de el proceso orgásmico de hacer el amor.

El hombre multiorgásmico enseña a los hombres a separar el orgasmo de la eyaculación en sus propios cuerpos; permitiéndoles transformar la liberación momentánea que supone la eyaculación en innumerables cumbres orgásmicas en todo el cuerpo. En palabras de un hombre multiorgásmico: En el tipo de eyaculación normal de cada día el placer se acaba enseguida.

La mujer tiene la palabra, PDF, Florence Thomas

La palabra de la mujer en la actualidad

Introducción.

Durante siglos y siglos conociste la esclavitud, las cadenas, los cinturones de castidad, los candados, las cárceles, las hogueras, las violaciones, los abusos, las humillaciones, los amos, los dueños, los pater fa­milias y la potestad de los hermanos, de los padres y de los maridos.

Te rifaron, te compraron, te cambiaron por fa­negadas o rebaños, te usaron, te forzaron, te quema­ron, te satanizaron, te burlaron, te santificaron, te invisibilizaron, pero sobre todo te callaron… y de qué manera te callaron.

Fuiste madre, madre y otra vez madre, y cuan­do tenías el vientre redondo y pleno, te fetichizaron y entonces te llamaron mi santa madre para imposi­bilitar tu erotización, para matar tu deseo, para silen­ciar tus ansias de más caricias… Te llenaban de hijos e hijas para vaciarte de deseo.

Te hicieron creer du­rante siglos que tu anatomía era tu único destino, y así no sólo lograron transformar tu maternidad en fatalidad sino que mutilaron la cultura de tus voces, de tu escritura, de tus ideas que sólo excepcional­mente pudieron alzar vuelo.

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén