Crecimiento personal

Categoría: Reflexiones Página 2 de 21

Miguel Ruiz, Los cuatro acuerdos, PDF

Los toltecas eran conocidos en todo el sur de México como “mujeres y hombres de conocimiento”. Los antropólogos han definido a los toltecas como una nación o una raza, pero de hecho, eran científicos y artistas que formaron una sociedad para estudiar y conservar el conocimiento espiritual y las prácticas de sus antepasados.

Soñar es la función principal de la mente, y la mente sueña veinticuatro horas al día. Sueña cuando el cerebro está despierto y también cuando está dormido. La diferencia estriba en que, cuando el cerebro está despierto, hay un marco material que nos hace percibir las cosas de una forma lineal. Cuando dormimos no tenemos ese marco, y el sueño tiende a cambiar constantemente.

Los seres humanos soñamos todo el tiempo. Antes de que naciésemos, aquellos que nos precedieron crearon un enorme sueño externo que llamaremos el sueño de la sociedad o el suero del planeta.

El sueño del planeta es el sueño colectivo hecho de miles de millones de sueños más pequeños, de sueños personales que, unidos, crean un sueño de una familia, un sueño de una comunidad, un sueño de una ciudad, un sueño de un país, y finalmente, un sueño de toda la humanidad.

El sueño del planeta incluye todas las reglas de la sociedad, sus creencias, sus leyes, sus religiones, sus diferentes culturas y mane-ras de ser, sus gobiernos, sus escuelas, sus acontecimientos sociales y sus celebraciones.

Nacemos con la capacidad de aprender a soñar, y los seres humanos que nos preceden nos enseñan a soñar de la forma en que lo hace la sociedad. El sueño externo tiene tantas reglas que, cuando nace un niño, captamos su atención para introducir estas reglas en su mente. El sueño externo utiliza a mamá y papá, la escuela y la religión para enseñarnos a soñar.

“No hay razón para sufrir. La única razón por la que sufres es porque así tú lo decides. Si observas tu vida encontrarás muchas excusas para sufrir, pero ninguna razón válida”. (Miguel Ruiz).

PDF, Vivir desde el corazón

En algunas tradiciones espirituales, somos motivados a ver desde el Corazón, pero ¿qué significa eso exactamente? Muchas veces estamos tan acostumbrados a ver y sentir con la cabeza y la mente que aún cuando se nos pide que miremos con el Corazón; miramos a través de la cabeza hacia el corazón a ver que hay allí.

Usualmente terminamos sólo pensando sobre el Corazón. Pero ¿Qué tal si usted pudiese acercarse a su corazón y ver las cosas desde allí? ¿Cómo vería ahora mismo su vida? ¿Es posible que haya otro mundo frente a usted que sólo pueda percibir si mira desde el Corazón y no con la mente?

A continuación, está invitado a explorar esta perspectiva radicalmente diferente; y a descubrir que es verdadera y real cuando el mundo y su vida son vistas desde el Corazón del Ser. Le podría deleitar y pasmar a la vez, notar que tales riquezas, maravillas y bellezas están tan cerca y disponibles de forma instantánea para usted.

Vea usted mismo si su experiencia va acorde con este simple; pero profundo modo de cambiar su conciencia hacia un panorama más completo de su vida, su mundo y finalmente su verdadera naturaleza abierta, maravillosa y bella.

Descubrir que su naturaleza verdadera es la de un ser consciente podría ser increíblemente sencillo; exceptuando un detalle: Esta consciencia que usted es, puede ser moldeada.

Las circunstancias moldean la conciencia

Así como el agua toma la forma del envase en el cual la vierta; la conciencia que usted es, esta moldeada por sus pensamientos, sentimientos, deseos, aspiraciones, sueños, preocupaciones, sensaciones y experiencias.

A través del libro, se señala más allá de la experiencia del Corazón y la sabiduría, paz y amor del mismo; para explorar la posibilidad de reconocer estas cualidades como lo que es usted.

El Corazón con toda su alegría, satisfacción, paz, amor y sabiduría no es sólo algo que puede sentir con más plenitud; es lo que usted siempre ha sido, y siempre será. Al reconocer que su verdadera naturaleza es la plenitud del Ser; usted puede descansar tranquilo de toda búsqueda y esfuerzo, y simple mente ser como es.

El monje que vendió su ferrari, Audio y PDF

La felicidad es un viaje prosiguió Julián, hablando otra vez con pasión. Es también una elección que tú debes hacer.

Puedes maravillarte de los diamantes que hay en
el camino o puedes seguir corriendo toda tu vida, persiguiendo ese cofre del tesoro que a la postre resulta estar vacío.

Disfruta esos momentos que cada día te ofrece, porque hoy es lo
único que tienes.

Hay una gran diferencia entre tener mucho dinero y tener mucha vida. Cuando empieces a emplear aunque sean cinco minutos al día en practicar el arte de la gratitud, cultivarás la riqueza de la vida que persigues.

Incluso esa persona que mencionabas en tu ejemplo puede encontrar muchas cosas por las que estar agradecido, sea cual sean sus apuros económicos. Pregúntale si aún conserva la salud, la familia y la buena reputación. Pregúntale si le complace ser ciudadano de este gran país y si tiene un techo sobre su cabeza.

Valorando las pequeñas cosas

Tal vez no tenga otros activos que una gran capacidad para trabajar y tener grandes sueños. Sin embargo, se trata de cosas por las que debería sentirse agradecido. Incluso los pájaros que cantan frente a tu ventana en un espléndido día de verano son también un regalo para la persona sabia.

Todos tenemos algo para lo que estamos hechos. Tu genio saldrá a relucir y serás feliz tan pronto descubras tu propósito y dirijas hacia él todas tus energías. Una vez estés conectado con esta misión, tanto si se trata de ser un gran profesor o un inspirado artista, tus deseos se colmarán sin esfuerzo.

Ni siquiera tendrás que probarlo. En realidad, cuanto más lo intentas, más tardas en lograr tus objetivos. Lo que debes hacer es seguir el camino que marcan tus sueños confiando plenamente en la recompensa. Eso te llevará a tu destino divino.

En el mundo real nunca tenemos una segunda oportunidad de vivir la vida con plenitud. Hoy es tu oportunidad de despertar a ese regalo que es la vida… antes de que sea tarde. El tiempo se escurre entre los dedos como los granos de arena.

Que este nuevo día sea el inicio de tu vida, el día en que tomas la decisión de concentrarte en lo más importante para ti. Toma la decisión de invertir más tiempo con quienes dan sentido a tu vida. Deléitate en el poder de esos momentos especiales…

Si Crees, Creas, PDF, Marcelo Martorelli

El Propósito de esta obra es el de contribuir a forjar una nueva actitud social; alineada a los verdaderos Principios y Valores fundamentales, que constituyen una reveladora estructura en el seno de la conciencia social. Ésta deberá contener el urgente y titánico desafío de una necesaria y profunda transformación en el seno de nuestra sociedad.

No hay otro antídoto contra la actual crisis social, de corrupción y de profunda barbarie que apoyar con conciencia; y con acción todo emprendimiento de servicio, colaboración y buena voluntad, para poder inclinar para siempre la balanza; hacia un real y verdadero mundo mejor.

Sin lugar a dudas, sólo queda ante nosotros participar conscientemente en la restauración de la Ética Social; despertando y legando a la sociedad la esperanza e recobrar el sueño dorado de todos los Pueblos de la Tierra:

“Sembrar semillas de Paz en los corazones de los hombres para cosechar naciones en paz sobre la faz de la tierra.”

Este libro es una Invitación a la reflexión; a la esperanza, y a la participación en la construcción de las bases de una nueva civilización y una nueva cultura.

Página 2 de 21

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén