Si tú cambias, podras hacer que otros cambien...

Categoría: Marketing Página 1 de 31

Cómo ser una persona de influencia, PDF

Si usted desea tener éxito o afectar positiva mente a nuestro mundo, necesita ser una persona influyente. Sin la influencia, no hay éxito. Por ejemplo, si es un vendedor que desea vender más productos, necesita poder influir a sus clientes.

Si es gerente, su éxito depende de la habilidad para influir a sus empleados. Si es entrenador, solo puede organizar un equipo ganador influyendo en sus jugadores. Si desea criar una familia fuerte y saludable, tiene que influir a sus niños de manera positiva. No importa cuáles sean sus metas en la vida, puede ser más efectivo, y su contribución puede ser más duradera si aprende a convertirse en una persona influyente.

El nivel más alto de influencia que usted puede tener en las vidas ajenas es el de multiplicación. Como multiplicador de su influencia, puede ayudar a las personas a quienes influye a convertirse en influyentes positivos en las vidas de otros y legar no solo lo que recibieron de parte suya, sino también lo que aprendieron y cosecharon por cuenta propia.

Pese a lo importante que es la integridad para el éxito de su negocio, es mucho más crítica si desea convertirse en alguien influyente. Es el fundamento sobre el que se construyen muchas otras cualidades, como el respeto, la dignidad, y la confianza. Si la base de la integridad es débil o es principalmente defectuosa, ser una persona influyente se convierte en algo imposible.

Historias y frases de inspiración para el éxito

Sólo triunfan quienes lo intentan. Si en una situación dada no tenemos nada que perder, trate de triunfar. Hágalo ahora mismo. Si siente timidez, supérala pasando a la acción. La mejor forma de superar nuestro nerviosismo en una situación en particular es actuar.

El camino al triunfo empieza cuando nos sentimos lo suficientemente inspirados como para hacer el esfuerzo. La inspiración comienza cuando estamos insatisfechos con la situación actual de lo que nos rodea.

¿Nuestro futuro está atrás o delante de nosotros? ¿Habremos establecido barreras invisibles? Nuestros actuales pensamientos determinarán nuestro futuro. La personalidad es el denominador común de todas las cualidades personales, y puede asegurar un futuro exitoso. El desarrollo de una buena personalidad es un reto que todo el mundo debe superar.

Es más fácil triunfar que fracasar porque esto último es sólo un desvío. Cuando contamos con un objetivo y un buen plan para alcanzarlo, nada puede interponerse entre nosotros y el éxito.

(Resumido.com)

Inspiración para que no te limites

Descarga, lee y escucha con mucha atención la historia que se relata; es una historia muy inspiradora; te servirá para que entiendas que las limitaciones solo están en tu mente.

Tú y sólo Tú eres el responsable de todas y cada una de las condiciones que experimentas en tu vida y en tus asuntos. No le eches la culpa de ninguna circunstancia a nada ni nadie más, tampoco a Dios. Eso sólo es una falsa enseñanza que has creído a ciegas.

Según piensas, así demostrarán ser las circunstancias y experiencias. Cuando tu pensamiento se convierte en una actitud consciente de miedo a no poder tener lo que deseas, o a que Dios no te otorgue tu deseo, tu actitud mental establece una vibración en tu sistema nervioso, no sólo en tu cuerpo sino en tu aura, y las personas, cosas y acciones necesarias para tu éxito son repelidas o expulsadas de ti.

Cuando tu pensamiento desarrolla la convicción de que se te cuida y de que se te guía a la perfección en todo lo que haces, se desarrolla un ratio vibratorio constructivo y positivo que afecta a tu cerebro y a tu sistema nervioso y a tu aspecto físico general, y entonces “te sientes” bien, satisfecho con la creencia de que Dios ha escuchado tu oración y te otorgará tu deseo.

A esto se le conoce como estar en sintonía con el Infinito. ¡Es pensamiento creativo! Cuando tu pensamiento desarrolla esa actitud todo parece llegarte automáticamente, sin ningún esfuerzo ni ansiedad de tu parte.

John Maxwell, Actitud de Vencedor, PDF

Difícilmente pasa un día sin que la palabra «actitud» entre en una conversación. Se la menciona como motivo de queja o de cumplido. Podría significar la diferencia entre una promoción o una remoción. Algunas veces la sentimos, otras la vemos. Sin embargo, es difícil explicarla.

La actitud es un sentimiento interior expresado en la conducta. Es por eso que a la actitud se la ve sin decir una sola palabra. ¿No hemos visto la cara hundida del malhumorado, o la mandíbula saliente del decidido? De todas las cosas que usamos, nuestra expresión es la más importante.

Como la actitud se expresa con frecuencia en nuestro lenguaje corporal y se nota en la expresión de nuestro rostro, puede ser contagiosa. ¿Han notado lo que sucede a un grupo de gente cuando una persona, por su expresión, revela una actitud negativa O, ¿han notado el estímulo que reciben cuando la expresión facial de un amigo muestra amor y aceptación?

El psicólogo y filósofo James Allen, dice: Una persona no puede viajar interiormente y permanecer quieta exteriormente. Pronto, lo que sucede dentro de nosotros afectará a lo que sucede afuera. Una actitud dura es una enfermedad terrible. Produce una mente cerrada y un futuro oscuro. Cuando la actitud es positiva y conduce al crecimiento, la mente se expande y comienza el progreso.

Página 1 de 31

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén